Las autoridades sanitarias de Chipre informaron en las últimas horas la detección de 25 casos positivos de coronavirus que combina las variantes Delta y Ómicron del SARS-CoV-2, la cual fue denominada  Deltacron. Este reciente descubrimiento se dio ante el aumento de la cifra de personas que contrajeron el virus en las últimas semanas. En Argentina el número de contagios no baja de los 100 mil desde hace tres días. 

Según lo informado por Leondios Kostrikis, profesor de Biología y director del Laboratorio de Biotecnología y Virología Molecular, a las agencias de noticias internacionales en la "actualidad hay coinfecciones de Ómicron y Delta" y su grupo de investigación encontró "una variante que es una combinación de ambas". Las muestras correspondientes fueron enviadas a la base de datos internacional de Gisaid, del Instituto Pasteur, que se encarga de publicar la información oficial sobre nuevas variantes del covid y la gripe.

En este sentido, Kostrikis aseguró que la variante Deltacron tiene la "firma genética de Ómicron y los genomas de Delta". Además explicó que los casos detectados es más frecuente en "pacientes hospitalizados" luego haberse contagiado de Covid-19 que en aquellos "positivos no hospitalizados". 

Sin embargo, en las últimas horas surgió una versión sobre la variante DeltacronTom Peacock, virólogo del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Imperial College de Londres, aseguró que examinó la información correspondiente junto a un grupo de científicos y desestimó que se trate de una mutación que combine dos variantes.

Peacock informó a través de su cuenta de Twitter (@PeacockFlu) que las "secuencias chipriotas del Deltacrón parecen ser claramente una contaminación", ya que "no están agrupadas en un árbol filogenético y tienen una ampliación de secuenciación del cebador Artic completo de Ómicron en una columna vertebral Delta". 

Es decir que tanto las variantes Delta como Deltacron no presentan ninguna semejanza que indique una asociación con la nueva variante anunciada en Chipre. El virólogo también señaló que en los "genomas propios del Delta" se encontraron "fragmentos químicos" de instrumentos que fueron utilizados para la detección de la nueva variante que preocupa al mundo.