La familia de Scott creó una página de Facebook para visibilizar la enfermedad de can y recaudar fondos con la venta de fibrones de colores para pagar sus medicamentos y operaciones. La solidaridad de sus seguidores es enorme: cada mes consiguen recaudar lo necesario para solventar el tratamiento que le permite caminar.

Scott vive en Campeche, un estado mexicano de la península de Yucatán; y desde muy pequeño, sufre displasia de cadera, lo que obliga a tomar una medicación a diario para disminuir sus dolores de espalda y poder caminar. 

Sus dueños son dos gemelos de 17 años, que idearon la cuenta de Facebook " Perro chueco" para contar la historia de su mascota y postear sus fotos. Además ofrecen fibrones de colores, a 60 pesos, que envían a todo el país con notas de agradecimiento. 

Scott con algunas de sus seguidoras. 

A pesar de que los padres de los adolescentes costean el tratamiento, puede llegar a volverse muy costoso, por lo que los chicos buscan ayuda para poder sostenerlo. 

La displasia de cadera de Scott fue diagnósticada cuando era apenas un cachorro, ya que caminaba "chueco" y comenzaron a llamarlo así de cariño. Sin embargo, cuando lo llevaron al veterinario descubrieron que era una patología más seria. 

LEÉ TAMBIÉN: Abandonaron a un perrito con emotivo cartel, y su video llenó las redes de ternura

"¿Qué es displasia de cadera? La displasia de cadera es una enfermedad degenerativa y es muy común en perritos como yo. Afecta a muchos amiguitos alrededor del mundo. Es hereditaria y puede llegar a ser tan dolorosa para nosotros que en estado avanzado llega incluso a incapacitarnos. Aunque no existe cura, hay tratamientos que permiten aliviarnos el dolor y mejorar nuestra calidad de vida", publicaron sus dueños por la fanpage.

Además, detallaron: "Parte de mi tratamiento no quirúrgico es mantenerme mensualmente con estos medicamentos y quiero darle las gracias de todo corazón a todos por sus compras. Gracias a cada uno de ustedes mis medicamentos no me faltarán este mes. Que dios y la vida les múltiple tanto cariño que me han dado".

Una iniciativa similar también tuvo como protagonista a Deko, otro perrito que vendía postres en un parque de Campeche para pagar su tratamiento de quimioterapia.

La joven detrás de esta causa es Cristina Acosta, quien encontró al animalito a finales del año pasado mientras una jauría de perros lo molestaba por su avanzada edad. Ella intervino y lo defendió pero Deko la siguió hasta su casa y durmió allí durante tres días.

El can le demostró que era cariñoso y fiel, lo que ganó el afecto de Acosta y lo adoptó. Poco tiempo después, comenzó a mostrarse muy cansado. Fue cuando recibieron la terrible noticia: el veterinario le diagnóstico un Tumor Venéreo Transmisible (TVT).

La buena era que podía tratarse con cinco sesiones de quimioterapia pero la dueña sólo pudo reunir el dinero para dos, por lo que comenzó a cocinar postres junto a su hermana y anunció la venta en redes sociales. Deko la acompañaba al parque de la ciudad para venderlos, lo que capturó la atención y solidaridad de los vecinos y los medios locales. 

A su teléfono aún llegan mensajes de personas que le ofrecen ayuda económica, incluso desde Estados Unidos. Sin embargo, ella logró cubrir el tratamiento y agradeció las muestras de cariño y solidaridad para Deko, que disfruta ahora de una vida feliz.

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a San Pablo de La Cruz.

La iglesia recuerda hoy a San Pablo de La Cruz

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos