Una escuela de Reino Unido lanzó un polémico comunicado en el que les exige a las madres de los alumnos no presentarse "en minifalda" y con ropa que sea "demasiado escasa" en la puerta de la institución.

Carol Collins y Emma Eardley, codirectoras de la escuela primaria Seymour, imponen en el colegio una rigurosa forma de vestir para los alumnos, según informó el diario británico The Sun, que ahora se extendió hacia las madres.

"En respuesta al creciente número de padres que usan pijamas y, a veces, revelando ropa que parece ropa interior, la escuela emitió una nota pidiendo a los padres que consideren vestirse de manera más apropiada", comienza la carta lanzada por la escuela.

En el documento indican que la ropa de las mamás es tan corta que parece ropa interior y hacen referencia a minifaldas, blusas con escote pronunciado, pijamas y ropa con transparencias "que no dejan nada a la imaginación y que no dan un buen ejemplo", por lo que exigieron que comiencen a ir a la escuela vestidas "apropiadamente".

La medida generó el repudio de un gran número de madres y padres de la escuela, aunque también hubo un sector más conservador que apoyó la medida y reforzó la idea de las directoras de la institución.

"He visto madres en batas y pantuflas, y una con una minifalda transparente y un top corto en un día frío de primavera. Literalmente, se podía ver todo", expresó a The Sun una madre del colegio.

"Es increíble pensar que es una forma aceptable de vestirse para llevar a sus hijos a la escuela. No es una pasarela", señaló otro testimonio, entre los que se pusieron a favor de esta polémica exigencia.