En Chipe, un grupo de científicos habría identificado una nueva variante de coronavirus, que combina delta con ómicron: “deltacron”. En los últimos días, los especialistas estudiaron la posibilidad de que esta nueva variante de Covid-19 se esparza por el mundo. Sin embargo, virólogos de renombre internacional pusieron en duda la existencia de esta nueva cepa y atribuyeron su hallazgo a un aparente “error de laboratorio”.

El profesor de Biología de la Universidad de Chipre y director del Laboratorio de Biotecnología y Virología Molecular, Leondios Kostrikis, dijo a Europa Press que “en la actualidad hay coinfecciones de Ómicron y Delta. Hallamos una variante que es una combinación de ambas", explicó.

"Veremos en el futuro si esta variante es más patológica o contagiosa o si se impondrá" sobre las otras dos, explicó Kostrikis, quien detalló que la mayoría de los pacientes contagiados con esta variante combinada necesitaron hospitalización.

La opinión de los virólogos internacionales sobre deltacron

 

Lejos de confirmarla como una nueva cepa de Covid-19, los especialistas ya afirman que se trataría de un “error técnico del laboratorio” chipriota al momento de secuenciar el proceso de lectura del genoma.

Científicos de varios países, como Estados Unidos, Grecia y Reino Unido cuestionaron la aparición de esta supuesta nueva variante. En ese sentido, Eric Topol, biólogo molecular del Scripps Researtch Translational Institute de San Diego, remarcó este lunes en su cuenta de Twitter que deltacron no es más que un error de laboratorio, que no debería traer preocupaciones en las personas.

“Un nuevo subtipo de ‘aterrador’ que ni siquiera es una variante real, pero asusta a mucha gente, innecesariamente”, consideró Topol en un tuit, que se viralizó a nivel mundial.

El virólogo del Imperial College de Londres, Tom Peacock, subrayó que para él es “imposible que se haya recombinado la variante delta y la cepa ómicron”. Entre los argumentos que dio, se encuentra el que la variante ómicron no circuló “tanto tiempo como para que haya podido surgir este proceso”.

Otro experto, Gkikas Magiorkinis, quien es miembro del comité de expertos en Atenas aseguró que “los primeros análisis independientes muestran que se trata de un error técnico del laboratorio chipriota en el proceso de lectura del genoma”.

Además, Magiorkinis afirmó que la supuesta variante deltacron debería someterse a “un intenso estudio sobre su virulencia y contagio”.

El avance del Covid-19 en Chipre

 

Las autoridades sanitarias de la isla ubicada en el mar Mediterráneo detectaron, aparentemente, 25 casos de infección con una versión combinada de ambas cepas del Covid-19, la delta y ómicron, este 7 de enero.

Chipre tiene acumulados más de 200 mil casos desde el advenimiento de la pandemia. En medio de los contagios, la supuesta variante deltacron había activado la alerta mundial, nuevamente.

Entre los síntomas que podría desencadenar esta nueva variante de coronavirus, se encuentran: fiebre, tos seca, dolor de cabeza, dolor en el cuerpo y las articulaciones, cansancio y dolor de garganta.

La nueva variante IHU, según la OMS

 

La variante IHU es la cepa de coronavirus que está siendo estudiada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que no la clasificó hasta el momento.

La posibilidad de la llegada de la variante IHU, denominada científicamente como B.1.640, preocupa a todo el mundo y estresa a más de uno. La variante fue descubierta en Francia por el Instituto Hospitalario Universitario de Enfermedades Infecciosas (IHU) de Marsella, donde la analizan desde diciembre de 2021.

Es importante destacar que, si bien no se sabe por fuentes oficiales su peligrosidad, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya catalogaron, este miércoles, a la nueva variante. María Van Kerkhove, epidemióloga de Enfermedades Infecciosas, responsable técnica de Covid-19 y titular del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, aseguró en Twitter que   IHU se encuentra catalogada como una "variante bajo supervisión".