La Justicia de Brasil dictaminó, muy a pesar del polémico mandatario Jair Bolsonaro, la obligatoriedad de un certificado de vacunación para los turistas que lleguen al país. ¿El motivo? El avance de contagios de la variante ómicron.

La medida responde a un fallo del juez de la Corte Suprema Luis Roberto Barroso. En una resolución conocida este fin de semana, el magistrado dictaminó que el Gobierno debe exigir una prueba de vacunación para los visitantes que quieran ingresar al país.

Como será el pase sanitario que exigirá Brasil a los turistas que lleguen al país

Desde este lunes, los turistas que lleguen a Brasil deberán presentar un certificado donde conste que se han aplicado el esquema completo de vacunación contra el coronavirus.

El regulador senitario nacional Anvisa dijo que "notificó este lunes a sus puestos fronterizos, especialmente en los aeropuertos, sobre el cumplimiento inmediato de la decisión del Supremo Tribunal Federal que determina la exigencia del comprobante de vacunación para los viajeros que ingresan al país".

Si bien la medida entró en vigencia este lunes, la iniciativa deberá ser validada entre este miércoles o jueves por otros nueve magistrados del máximo tribunal. ”La decisión tiene efecto inmediato, sin plazo de adecuación, y, por eso, exige de la Agencia la realización de evaluaciones puntuales, especialmente en relación con los pasajeros que ya estaban en movimiento o en tránsito en el momento en que la decisión fue emitida”, afirmó Anvisa en su nota.

En ese sentido, el juez de la Corte Suprema aclaró que el requisito de prueba de vacunación se puede renunciar solo cuando el viajero proviene de un país donde no hay vacunas disponibles o si la persona no pudo inmunizarse por razones de salud.

Por su parte, el gobierno de Jair Bolsonaro confía en que el pase sanitario para poder ingresar al país sea finalmente derogado. Es por eso que retrasó durante una semana una regulación que requeriría que los visitantes no vacunados sean puestos en cuarentena durante cinco días. Finalmente esa medida entrará en vigor desde el próximo 18 de diciembre.

Por último, se realizó en las últimas semansa un debate entre el gobierno, científicos y autoridades locales sobre si era adecuado exigir el certificado de vacunación ante el avance de la variante Ómicron. De hecho, hasta el momento registró al menos once casos de pacientes con esta cepa.

Además, las autoridades sanitarias alertan que esto puede agravarse debido a que se espera una mayor llegada de turistas durante las fiestas de fin de año. Brasil acumula más de 616.000 muertos desde el inicio de la pandemia, es el segundo país con más fallecidos en números absolutos después de Estados Unidos.

Ver comentarios