Una novia se quedó esperando a su futuro esposo en el altar, pero él nunca llegó. Desapareció misteriosamente antes de la ceremonia principal. Frente a esta situación, la mujer tomó un decisión que nadie esperaba. Sucedió el sábado pasado en la ciudad de Maharajpur, en la India. 

 

Todo comenzó luego de que en la ceremonia de intercambio de guirnaldas, conocida como "Jaimala", su futuro esposo desapareciera sin motivo alguno. Cansada de esperar, decidió casarse con uno de los padrinos de la boda, llamados "baraatis". 

 

 

Los invitados empezaron a buscar al novio, pero no lo encontraron. La familia de la novia determinó que el joven había huido. Al ver angustiada a la novia, uno de los presentes sugirió que la ceremonia siga adelante pero con otro candidato. 

Fue así que le sugirió que elija a un chico "adecuado", como uno de los padrinos de la boda. Luego de que la familia de la novia y el nuevo novio hablaran, procedieron a casarse el mismo día. 

 

 

En tanto, la familia de la mujer presentó una denuncia contras el muchacho que dejó plantada a su hija en el altar. El inspector de la población informó que "recibió una queja por parte de la damnificada". 

Además aseguró que el padre del novio desaparecido "solicitó ayuda policial" para encontrar a su hijo.

Ver comentarios