"Aborrecible”, le dijo el cantante José Luis “El Puma” Rodríguez; “vergüenza mundial”, lo castigó José Luis Chilavert; y Mario Kempes lo había acusado de enarbolar “la bandera de la tiranía”. Todo eso, por haber participado del acto de cierre de campaña de Nicolás Maduro, en Caracas, y por defender al chavismo.

Ahora que el presidente de Venezuela logró la reelección por amplio margen y gobernará hasta 2025, Diego Maradona los puso en fila y les dedicó un párrafo a todos ellos. “Ayer (por el domingo), Venezuela le dio nuevamente su apoyo a Nicolás Maduro”, escribió Maradona en un mensaje que publicó en Instagram, al destacar el triunfo con 67 por ciento de los votos obtenido por el bolivariano, en una elección en la que el ausentismo superó la mitad del padrón.

Esta última cifra no fue un obstáculo para que Diego compartiera sus opiniones: “Los venezolanos que no quieren ser invadidos, los venezolanos de bien, lo volvieron a elegir para continuar el legado del comandante Hugo Chávez”.

 

Irónico

Como pasando lista de todos los que lo habían denostado, empezó a disparar: “Les mando un saludo al cantante, a la actriz y al ex jugador de fútbol que despertó después de mucho tiempo. Yo no voy a votar al que ellos quieran. Yo tengo la espalda bien grande para aguantarme todo lo que me quieran decir”.

De esta manera, Diego puso en fila a sus detractores y les enrrostró el triunfo del chavismo al “cantante”, es decir El Puma Rodríguez, quien además de llamarlo “un tipo aborrecible”, había dicho que Maradona no tenía “ningún ideal”, que lo movía “solamente el dinero” y que se burlaba “de los presos políticos, de los que mueren de hambre, de los que mueren por falta de medicina”.

En tanto, cuando se refirió al “ex jugador de fútbol” pudo referirse a Chilavert (dijo que “sepan que la droga mata y que no te deja razonar, porque te quema las neuronas”) o a Kempes (criticó que enarbolara “la bandera de la tiranía venezolana, manchada de sangre”).

Por último, “la actriz” es Catherine Fulop, quien sostuvo, hace un tiempo, que Maradona cobraba “dinero que está bañado en sangre de los venezolanos” por sus trabajos para la cadena Telesur. “A los que me critican, les agradezco con el alma. Ellos hablan desde su casa y tienen el plato de comida lleno todos los días. Y nosotros estamos peleando en Venezuela para que ese plato se llene”, concluyó.