Una empleada de 21 años murió este viernes en el zoológico Parque Safari de Rancagua, en la región de O'Higgins, de Chile, luego de ser atacada brutalmente por un tigre. Según contaron los medios locales, la víctima realizaba tareas de mantenimiento de las jaulas de los animales al momento del ataque.

Al parecer, la joven había ingresado a una de las jaulas vacías para hacer la limpieza correspondiente, pero no se dio cuenta de que la otra estaba abierta. Fue en ese momento en que el felino tomó por sorpresa a la trabajadora y se abalanzó sobre ella.

El ataque duró 15 minutos, en lo cuales la mujer recibió graves heridas en su cuello. Pese a que el personal de seguridad del recinto, miembros de los bomberos y personal médico intentaron socorrerla, no lograron reanimarla.

Por su parte, el gerente del establecimiento, Antonio Rojas, relató a la prensa que la mujer y otros dos empleados hacían "acciones rutinarias" en un portón de acceso a la zona de los leones. Rojas aseguró que todos los animales estaban "encerrados con llave".

"Nadie espera que ocurran situaciones como estas y estamos inmensamente afectados por lo ocurrido. Cuáles fueron las circunstancias y condiciones que fallaron es un proceso que está en investigación", sostuvo Rojas.

La versión de un empleado del lugar y las siguientes investigaciones

 

En tanto, una amiga de la familia aseguro a los medios locales que a la joven la habían mandado "a hacer una cosa que no tenía que hacer", ya que su tarea era solamente encargarse del aseo, además de desempeñarse como guía turística.

Ese día, los encargados habían enviado a la mujer a limpiar las piedritas de los rieles de un portón eléctrico, que estaba a pocos metros de las dependencias de los leones y de los tigres.

Leornardo Maluenda, trabajador del Parque Safari, señaló que "se cometió una negligencia" y que a la joven "no le avisaron que el tigre estaba suelto". "Mi compañera entró a hacer el aseo normalmente. Por lógica si te mandan a limpiar una zona donde hay un tigre, al tigre tienen que encerrarlo. A ella no se le avisó", denunció.

Desde la Policía de Investigaciones anunciaron que por orden del Ministerio Público se están realizando diligencias de empadronamiento y toma de declaraciones de los funcionarios, por medio de la Brigada de Homicidios. En tanto, la Secretaría Regional Ministerial de Trabajo de O'Higgins informó que el lugar ya tenía una infracción por no cumplir las condiciones adecuadas de seguridad para el personal.