Todos lo sabían, pero todos callaban. Diego Maradona siempre fue un gran negocio económico y su eterno entorno siempre le permitió todos sus caprichos, pero también ignoró todos los delitos que pudo haber cometido. Uno de ellos saltó hace unos días cuando una chica cubana admitió en una entrevista que comenzó un relacionamiento con el 10 cuando estuvo internado en una clínica de recuperación de adicciones en Cuba.

La joven, en aquel entonces con 16 años cuando corría 2004, habló por primera vez hace unos días. Dijo que fueron pareja, pero más allá de todo, era una menor de edad. Y para no ponerlo nervioso, todos sus secuaces festejaron su vínculo, o como mínimo, no dijeron nada.

Mavys Alvarez relató sus penurias y hasta reconoció que había sido colocada en el mundo de las adicciones. Hoy, varios de los que estuvieron en aquel entonces junto a Diego, sienten vergüenza, pero no había que hacer enojar al hombre que daba dividendos. ¿Fue la primera vez que quisieron evitar el mal humor del astro? No.

Había que darle todos los gustos y para eso había que callar. Y callaron.  Pero esos gustos también incluyeron romper las leyes. Allí estuvieron, por ejemplo, el empresario Omar Suárez, dueño del boliche Cocodrilo, Guillermo Cóppola, su ex representante o Mariano Israelit, un amigo del ex futbolista que también fue su mano derecha durante mucho tiempo.

Ellos también vieron, pero a medida que pasaban los días varias personas fueron a visitar a Maradona a La Habana. No quiere decir que todos sabían lo que sucedía, pero varios, sí. Ahora Alvarez dio detalles de su calvario y el precio que tuvo que pagar por haber estado en ese lugar.

Ahora van a aparecer más voces. Eso ya lo dicen varios ex integrantes del que fuera su círculo íntimo. Alvarez hasta aclaró que sus hijos no eran herederos de Diego. Pero el primero que avisó fue el último representante del 10.

Fue Matías Morla, su abogado, quien abrió el paraguas antes que falleciera el "ídolo" al hablar sobre posibles hijos del ex jugador en tierra cubana. "Diego tiene hijos en La Habana" manifestó hace más de dos años. Al hacer esa referencia, las hijas y hasta el hijo italiano Diego Junior castigaron al letrado. 

Y fue Giannina quien publicó en sus redes que hasta "muerto no lo dejan descansar". Lo cierto es que se sabrá más de Maradona. Y está bien saberlo. Su talento, su espectacularidad en el campo y sus logros no deben tapar sus delitos. El tiempo dirá qué lugar ocupará cada cosa que hizo.  

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos