gcalisto@cronica.com.ar 
@gcalisto 

La foto de Alberto Fernández y Mauricio Macri sentados lado a lado en la misa en Luján fue un buen gesto de madurez democrática, pero no fue lo primero. Hubo otro, donde se mostraron también unidos y responsables, allá por el 28 de octubre. Habían pasado unas pocas horas de la victoria del Frente de Todos y el derrotado Macri recibía en la Casa Rosada al vencedor Fernández.

Ese democrático diálogo quedó en eso. Desde entonces, el presidente electo desmintió públicamente algunas informaciones que se produjeron desde el saliente oficialismo. La futura líder del PRO, Patricia Bullrich, cuestionó lo que podría ser la política de seguridad del ganador.

Volvieron los cruces respecto de la situación social y económica del país. Tanto, que Macri decidió por primera vez -cinco días antes de dejar la presidencia- hacer una cadena nacional para defender su gestión. Al presentar su gabinete, el día siguiente, Fernández dijo: "Ojalá me tocara asumir el país que Macri dice dejar. Pero es mucho peor".

Más allá de las fotos, esperanzadoras, los hechos marcan que son apenas fugaces destellos de luz en medio de una oscura grieta que seguirá existiendo. Mientras algunos, de un lado y del otro, deciden no reconciliarse, las señales desde ambos presidentes marcan que el camino que empieza no será nada amistoso.

Macri armó su plaza de despedida para advertir que será "una oposición firme" y dio a entender que el peronismo llega para "quitar libertades". Eligió a Patricia Bullrich, avezada en la esgrima discursiva y con pocas chances de tender puentes de unidad y diálogo, para dirigir el PRO.

Adelantó a Horacio Rodríguez Larreta que no será un colaborador del nuevo oficialismo en el Congreso, donde buscará marcar límites a la nueva gestión. Alberto, por su parte, mantiene su demoledora crítica a la gestión del presidente saliente, y machaca una y otra vez sobre el desastre económico que le tocará asumir.

No habrá informe sobre la herencia, pero sí estará en los discursos nacional y bonaerense. El otro gran capítulo será judicial. Fernández dijo que Macri deberá enfrentar la misma Justicia que sufrió Cristina Kirchner. De ser así, habrá grieta para rato. A pesar de las fotos.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a la beata Maria Antonia Grillo

La Iglesia recuerda a la beata Maria Antonia Grillo

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos