lbugner@cronica.com.ar 
@lucianobugner 

En un abrir y cerrar de ojos, Alberto Fernández acorraló a Horacio Rodríguez Larreta, "un amigo", según las propias palabras del Presidente. El conflicto de la Bonaerense que (en parte) es solucionado por un nuevo reparto en la coparticipación agrietó la grieta en Juntos por el Cambio.

Inmediatamente que se conoció el anuncio, parte de la oposición abrió su cuenta de Twitter y descargó contra la medida presidencial. Larreta fue cauto. Se tomó su tiempo. Pensó. Fue Eduardo "Wado" De Pedro quien, minutos antes de la conferencia, le había comunicado la decisión del Ejecutivo nacional.

El jefe de gobierno escuchó la conferencia y después escribió en la red social del pajarito. Se mostró de acuerdo en solucionar el problema de la policía provincial, pero por canales "institucionales". Larreta no quiere traccionar una ruptura con Nación. Por eso espera un llamado de Alberto antes de llegar a la Justicia como anunció.

En paralelo, por lo bajo, se ve favorecido por el accionar de esa oposición que Fernández tilda "la oposición de Twitter". Desde la presidencia del PRO hasta legisladores del espacio amarillo tildaron a la medida como perversa e ilegal. Pero el principal perjudicado de la decisión fue por un camino más prudente.

Si algo busca Larreta es que la contra sea solamente económica, no política. Porque es desde lo político que un dirigente construye su liderazgo. No es lejana en el tiempo la elección del 2021. De los 127 diputados que se renuevan, 35 serán de Buenos Aires y 13 de la ciudad. Y las cartas todavía no están repartidas sobre la mesa.

Los intendentes de Juntos por el Cambio (que responden a María Eugenia Vidal) decidieron no ir a la conferencia de Kicillof. También eligieron Twitter como vía de reclamo. "En el fondo, como siempre, se resuelve con plata", dicen desde una intendencia opositora. La caja porteña se reduce en unos 35.000 millones de pesos. Señales había. Lo que no estaba en los planes era una pandemia que vino a poner todo patas para arriba. Inclusive a la oposición.

Larreta tiene en sus manos la posibilidad de tejer un armado electoral a través del cual se ensanche el océano entre los duros y los blandos. Entre "los que escriben en Twitter" y los que construyen desde la diferencia. "Si entre ellos se pelean los devoran los de afuera", se inmortalizó alguna vez. En esa pelea interna está la ganancia de Larreta.

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos