@jorgecicu 

Supongamos que, como asegura el gobierno y algunos dirigentes gremiales, Hugo Moyano convocó a la movilización de este miércoles sólo para lograr impunidad jurídica. Supongamos también que la mayor parte de quienes colmaron la 9 de Julio lo hicieron para manifestarse contra la política económica y social macrista, más allá del futuro de las causas contra el camionero.

Supongamos el festejo de algunos "cerebros" oficialistas por haber construido "el enemigo perfecto": Moyano junto a La Cámpora. Podemos suponer, además, que en La Rosada y en las sedes de gremios amigos dolió la contundencia de la convocatoria. Todas estas suposiciones deben tenerse en cuenta para establecer los vencedores y los vencidos de ayer.

Pero para pensar en cómo este acto y lo que allí se dijo puede influir en el futuro, aquí van algunos apuntes. Miles más, miles menos, la de este miércoles fue una marcha contundente. Se concretó en la calle una unidad pragmática, muestra del descontento social. Lo de este miércoles influirá y mucho en el futuro de la CGT.

El único miembro de la conducción que habló dijo que "nace la resistencia a este modelo, y es el movimiento obrero unido". Hubo mucho movilizado organizado, pero también trabajadores cuyos dirigentes no adhirieron a la marcha. Teléfono para algunos. De los seis que hablaron, sólo uno llamó a un paro. Fue Pablo Micheli

Por ahora no parece una alternativa cercana. Se mencionó y reivindicó al papa Francisco, "atacado por algunos medios", se señaló. El kirchnerismo se sumó a la marcha, pero no tuvo protagonismo. Algunos integrantes de Cambiemos reconocieron que la marcha fue importante y que hay que prestar atención a muchos reclamos justos de la gente.

Decenas de miles de personas se desconcentraron en paz. Y algunas se quedaron con las ganas de tener la foto de vidrios rotos. ¿Fue el manotazo de ahogado de un dirigente? ¿Fue el comienzo de una unidad opositora? ¿La fractura de la CGT? ¿Qué pasará de aquí en adelante con la confluencia de estos sectores que se unieron en la marcha? ¿Le sirvió al gobierno para consolidar su voto antisindical y antikirchnerista? El futuro está abierto.