Por Marcelo Peralta Martínez
paranormal@cronica.com.ar

Enigma. Varios países del viejo continente esconden apasionantes historias y leyendas que datan de siglos. Italia es uno de ellos y allí, más precisamente en Rieti y Toscana hay, respectivamente, una espada clavada en piedra. Se trata de la espada de Terminillo y San Galgano, dos lugares llenos de recuerdos medievales que le dan aun un plus más de condimento a la memoria.

Ahora bien, ¿Qué significa esto? ¿Quién los clavó y porqué? La historia cuenta los detalles y pormenores de ambas situaciones donde el misterio es lo único seguro.

La historia de Terminillo

Esta zona es un macizo en los montes Reatinos, parte de los Apeninos abrucenses en el centro de Italia. El lugar está ubicado a 20 kilómetros desde Rieti, una ciudad italiana, capital de la provincia homónima. En la actualidad, Terminillo es el primer destino turístico de la provincia y muy cerca de allí, en una zona denominada las “Cinco Fronteras” está literalmente clavada una espada fantástica que quedó envuelta en ciento de relatos populares.

La versión más fuerte hace referencia a que al arma la dejaron ahí incrustada, en 1307, cinco caballeros templarios que venían escapando del ejercito de Felipe el Hermoso, el rey de Francia. Los fugitivos que eran perseguidos, estaban comandados por Guy de la Roche. Él fue quien clavó su propia espada en la piedra. ¿Para qué? De esta manera rompía al grupo, y a las promesas que estos tenían, liberando a sus hermanos y sí mismo. Al continuar camino, esta orden buscó refugio en diferentes comunidades de la zona.

Tras el histórico acto

El líder del grupo, Roche, decidió convertirse monje y así murió tiempo después en un santuario franciscano, justamente ubicado en Rieti. Por su parte, el resto del equipo se dio cita en donde ocurrió el ritual de libertad, exactamente a la mismo hora que el día de su liberación.

En la actualidad no se pudo determinar si la espada que esta clavada es la original o fue reemplazada (ya sea para resguardar del vandalismo o preservar mejor la pieza) de todas formas en el modelo emplazado figura la inscripción del año (1307) y tiene talladas las letras INIO, que según los expertos haría referencia a las iniciales de la frase en latín: In Nomine Iesu Omnipotentis (En el nombre de Jesús Todopoderoso). Por otra parte, el sitio tomó un valor cultural de tal magnitud que los propios vecinos y gente de la región colocaron una placa allí con las últimas palabras de Roche.

“Credi nemichi li homini de altra fede et multi uccisi. qui piansi loro et sorte nostra. Ke spada mia resti pe´guardia a lo monte nullo homo tolga” dice la placa junto a la: “non nobis domine sed nomini tuo da gloriam”. Mientras que cierra con el año (1307) escrito en números romanos. Estás palabras, en su traducción quieren decir: “Créanme enemigos que el hombre de acercarse a otros y alimentar a muchos delicados. Aquí lloré nuestro destino. Que mi espada quede guardada en la montaña y nadie se la pueda llevar”. Mientras que luego indica: “Yo, nosotros, y el señor, nombramos a ustedes con la gloria”.

Con estas palabras, Roche se despidió del plano terrenal pero dejó un legado que aun hoy se conserva. Él es, fue y será un ejemplo para quienes conozcan su historia. De un malvado joven a un hombre valiente decidido a lograr la paz mundial. Su símbolo fue la espada, esa con la que antes castigó y mató, ahora como culto a la hermandad.

OTRA CURIOSA HISTORIA

LA LEYENDA DE SAN GALGANO

La leyenda asegura que el joven Galgano Guidotti, quien vivió en el siglo XII en el pueblo de Chiusdino, en Toscana, pasó a la inmortalidad al clavar su espada en una piedra. Según se cuenta, desde chico a Galgano le gustaba ser violento. Era prepotente, obstinado, orgulloso y siempre ostentaba con todo lo que tenía. Los años pasaron y el muchacho creció.

Tanto que pudo reconocer que el camino que transitaba no era el correcto. Fue así como tomó una decisión que le cambió la vida para siempre, y sin saberlo cambió la historia de su pueblo. Decidió tomarse un período de conocimiento interno, relajación y conexión espiritual. Aislado de todo y arrepentido por sus violentos actos, clavó la espada en la piedra como símbolo para rezar y no herramienta para matar. Ya en 1180 Galgano murió y cuatro años más tarde fue declarado Santo por el papa Lucio III

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos