Por Marcelo Peralta Martínez

En plena pandemia de coronavirus una impactante noticia tomó notoriedad mundial luego de registrarse una insólita situación, de características paranormales, que de milagro no terminó en una increíble fatalidad, vaya a saber por qué razón. Sucede que una formación de un tren sin maquinista recorrió al menos 10 kilómetros a alta velocidad y en uno de sus vagones viajaba sólo un pasajero, el cual sufrió heridas leves a pesar del impactante choque que protagonizó el convoy, tras descarrilar en una vía muerta y chocar contra una barrera de contención.

Luego del insólito e inexplicable hecho, del que aún al cierre de esta edición los especialistas ferroviarios no habían encontrado una explicación lógica, tras los primeros análisis algunos especialistas paranormales evaluaron que la formación únicamente pudo ser dirigida por espíritus del más allá, aunque no lograron poder determinar si se trató de algo relacionado directamente con el ferrocarril en sí, con la unidad siniestrada o bien con el único pasajero que allí viajaba y que bien pudo llegar a perder la vida. Las hipótesis sobran, pero los hechos hablan por sí solos y las respuestas escasean.

La formación de un tren sin maquinista recorrió al menos 10 kilómetros. 

¿Cómo comenzó todo?

La estremecedora situación ocurrió en la estación de Paderno dAdda, en la castigada región de Lombardía, la zona norte de Italia que resultó más golpeada por la pandemia producida por el Covid-19, registrando la mayor cantidad de fallecimientos. Allí, días atrás, el tren regional de la compañía Trenord que cubre la línea Milán-Lecco se trasladó unos 10 kilómetros sin ser conducido por nadie, ya que el maquinista y el jefe del tren habían bajado del transporte público para hacer una pausa programada, poco antes del mediodía. De esta manera, mientras ambos estaban tomando un café, la máquina se puso en marcha y comenzó a andar por sí sola.

En esos momentos, según afirmó la prensa local, uno de estos hombres le pidió al mozo: "Un bocadillo de salchichón, para comerlo afuera", mientras regresaban a la formación para continuar con el viaje. Al recibir el pedido, ambos ferroviarios salieron del bar y, luego de comer, fumaron un cigarrillo bajo la sombra de un techo, debido al intenso calor del verano europeo. Si bien ellos estaban relajados y no habían advertido la situación, minutos después del evento paranormal el jefe de la citada estación se acercó a ellos corriendo mientras gritaba a viva voz: "¡Gente, el tren se mueve, el tren se va!".

Así, y según el registro de las cámaras de seguridad del bar, tanto el maquinista como el jefe del tren tiraron sus cigarrillos y la comida para salir corriendo a toda velocidad en un desesperado intento por subirse al último vagón, para luego intentar llegar hasta la cabina de manejo. Pero, como una mala jugada del destino, el tren comenzó a tomar mayor velocidad, dejando sin chances alcanzarlo a los dos desesperados empleados, que no podían entender lo que sucedía, debido a que habían tomado las medidas de seguridad correspondientes y dejado los frenos trabados y todos los elementos de prevención dispuestos para que esto no sucediera.

Escalofriante

Mientras tanto, los testigos pudieron ver cómo el tren se movía sin que nadie lo condujera. Así, la formación que debía partir a las 12.22 con destino a Milano Porta Garibaldi se adelantó y emprendió su marcha por las vías. Casi en forma imperceptible y sin hacer un solo ruido, o al menos sin dar la señal habitual de cuando arranca, la formación levantó rápidamente velocidad, y el temor del maquinista y el jefe era que descarrilara debido a que en esa zona se debe transitar mucho más despacio.

La máquina se puso en marcha y comenzó a andar por sí sola.

Quienes vieron al tren ponerse en marcha advirtieron que al tomar velocidad el piso se movió tanto que "pensamos que era un terremoto". Varios testigos indicaron que primero lo vieron moverse lentamente y luego la velocidad fue cada vez más alta. Así las cosas, el tren fantasma comenzó a desplazarse sin maquinista y con un solo pasajero a bordo. De inmediato, en la sala de control de la estación comenzaron a sonar incansablemente todas las alarmas.

Fue así como la Red Ferroviaria Italiana (RFI) decidió cerrar los pasos a nivel ferroviarios para que este no provocase lo que podría haber sido una impactante tragedia. Cuando entró en la estación de Carnate (Monza), por altavoces una mujer indicó a la población: "No crucen las vías, tren en tránsito". Poco después se produjo el choque contra la barrera de una vía muerta, a la que fue desviado gracias a la fuerza de la ingeniería electromecánica, que logró controlar remotamente la formación, aunque, según indicaron luego, "costó lograrlo por una extraña fuerza que lo impedía". El impacto fue devastador.

Fuente: www.abc.es

Por M.P.M.

Ver más productos

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos