Jorge Fernández Gentile
suplesdomingo@cronica.com.ar

Kongka-La. No olvide ese nombre. Porque, se sabe, aunque es muy difícil de poder probarlo, que existen bases en diferentes puntos de nuestro planeta, que albergan a los bien llamados Objetos Voladores no Identificados (OVNIs). Esos extraños aparatos de seres de otros mundos, o quizá de otros planos o dimensiones, que visitan a la Tierra desde siempre.

Muchos de esos lugares están en puntos estratégicos por su difícil ubicación. Es una verdad no revelada, pero que está en evidente conocimiento entre quienes manejan los poderes concentrados del poder mundial, además de los más altos mandos militares de las diferentes potencias, y de sus respectivos mandatarios.

Es verdad que esas mismas personas y naciones y organismos que representan suelen ser quienes desmienten ante el gran público lo que ya pocos pueden esconder, por el avance de una verdad ya inocultable: la existencia de vida en otras formas y desde otros puntos del multiverso o universo, quizá desde otros planos.

Quizá por eso, en los últimos tiempos, existe una movida que pareciera desenmascarar todo ese ocultamiento inexplicable. ¿Por qué remarcamos todo esto? Por Kongka La, ya que hace poco tiempo se descubrió esa nueva “guarida” no humana en suelo terrestre. Eso si, no la tiene fácil quien quiera ir a conocerla.

Es que en uno de los sitios más complejos de llega: en la loma baja del la cadena montañosa del Himalaya, donde India y China se disputan la soberanía, allí aparece el enigmático paso de Kongka-La, hasta donde diferentes grupos ufológicos han confirmado, a través de muchas investigaciones, que existe una base alienígena escondida allí. ¿Incomprobable? El tiempo dirá...

Camino al Everest

Kongka-La es una de las zonas menos accesibles que existen en el mundo y, por un acuerdo entre chinos e indios, no hay patrullajes que la recorran, aunque es una región caliente, no por el clima frío reinante, y sí por cuestiones geopolíticas. Se caracteriza por estar prácticamente deshabitada y apenas hay asentamientos temporarios.

No se registran lluvias, debido a que el Himalaya y el Karakoram bloquean las precipitaciones, haciendo todo muy desértico. Los avistajes de extrañas naves que se han producido en esos macisos se incrementaron exponencialmente en los últimos tiempos.

Los relatos de varios pobladores cercanos a la región reiteran en que han visto OVNIs elevándose desde las entrañas mismas de la tierra en la zona del Lago de Aksai Chin. Lo que ratificaría que allí existen más de una base subterránea alienígena. La principal base OVNI se supone que se ubica en la región de Soda PLain y que utilizaría el mayor río afluente del lago, el Karakosh.

Y hay dos detalles que valen la pena apuntar: tanto el gobierno de Beijing como su par de Nueva Delhi siguende cerca lo que pasa allí, y es importante entender que en esta región se ubican la llamada placa Euroasiática y la placa Índica. Ambas han creado límites convergentes de placas, que se forma cuando una placa se sumerge por debajo de otra. Por ello, esta área es una de las pocas del mundo donde la corteza terrestre es el doble de gruesa. ¿Ideal para una base subterránea?

Avistajes reportados

Una unidad de las fuerzas fronterizas indo-tibetanas (ITBP), con base en Thakung, cerca del lago Pangong Tso, reportó en 2012 más de 100 avistamientos de extrañas luces. Ya en septiembre de ese año, el ejército indio trasladó una unidad móvil radar terrestre y un analizador de espectro a una montaña, a 160 km del Lago Pangong. Y sucedió lo que muchas veces pasó en ufología: El radar no detectó aparato alguno, pero los soldados sí dijeron ver un OVNI, que supusieron no era metálico.

El analizador de espectro no pudo detectar ninguna emisión de señales, mientras que se envió un dron de reconocimiento en la dirección del OVNI, pero fue inútil; el dron alcanzó su máxima altura y lo perdió de vista. Un equipo de reconocidos astrónomos y astrofísicos del Observatorio Astronómico de Hanle, en la India, analizó el fenómeno durante tres jornadas, y si bien captó los OVNIs, no lograron descifrar qué fue lo que se captó en el material recolectado.

Algunos analistas asocian los numerosos reportes OVNIs tiene que ver con que esta región se ubica a lo largo de las líneas de latitud que dividen la Tierra, y a su vez, considerar que las anomalías magnéticas de vórtice de gravedad de Red y estos sucesos tienen una conexión que no terminan de desentrañar. ¿Esta gravedad es una muestra de la energía del planeta conectada con la Red?

De ser así ¿Pueden usar ciertos puntos de esta cuadrícula para dominar la gravedad? Esto haría a Kongka-La, la zona ideal para crear una base OVNI aquí, transformándose en una región más de la lista donde los extraterrestres podrían operar cerca de nosotros.

LA REGIÓN
CHINOS E INDIOS LO SABEN

Se sabe que los chinos no son de contar todo cuanto saben, aunque en los últimos años se han abierto bastante. Es por eso que se han filtrado informaciones sobre avistajes de sus fuerzas militares comunistas, que ratifican que en Beijing conocen el tema, aunque son muy precavidos al momento de citar el tema, en especial porque Kongka-La es una zona ideal para crear bases subterráneas en lo profundo de las placas tectónicas que confluyen allí.

Muy diferente es el caso de la India, así como las fuerzas fronterizas indo-tibetanas, que hacen diferentes análisis de los movimientos en la región, sin tratar de entorpecer el clima inestable políticamente hablando, dado que todo ese corredor lo disputan chinos e indios, que se arrogan ser los dueños de la zona, justo donde, los avistajes de OVNIs son de larga data.

Una de las primeras apariciones fue en 2004, cuando se reportó un avistaje OVNI en la región Lahaul-Spiti de Himachal Pradesh, al sur de Ladakh. El reporte se hizo por Anil Kulkarni, del Space Applications Centre del ISRO, en Ahmedabad.Su equipo filmó una figura en forma de robot de 1.20 metros de altura que “caminó” a lo largo de la cresta de la montaña. Pero cuando los científicos se acercaron emocionados, despegó verticalmente y se perdió en el cielo.

Entre el 1 de agosto y el 15 de octubre del 2012, el Ejército Indio y las Fuerzas Fronterizas Indo-Tibetanas, informaron de OVNIs en la región de Ladakh de Jammu y Cachemira. Y las apariciones continuaron hasta la actualidad, periódicamente

Ver comentarios