Desde el lunes se está realizando el juicio por el femicidio de Verónica Soulé, en el banquillo de los acusados está su pareja Lisandro Cabral.

"En los Tribunales de San Jorge, provincia de Santa Fe, se están vulnerando los derechos de la querella, de las víctimas. A Graciela Fabiana Ríos, madre de Verónica  y querellante no le permiten permanecer en la sala de audiencia mientras la familia del imputado, entra y sale cuando quiere del edificio", denunciaron desde la organización de Familiares Atravesados por el Femicidio.

"El asesor letrado de la defensa, que viajó desde Buenos Aires, Juan Manuel Dragani, filma y amenaza a los familiares de la víctima con meterlos presos porque están concentrados pacificamente en la puerta de los Tribunales para acompañar a la familia", continúa el comunicado y concluye: "En San Jorge no se respeta la ley de víctimas, vulneran los derechos de los familiares de víctimas de femicidio".

"El abogado de ellos nos grita que nos va denunciar porque estamos parados acá pidiendo Justicia por Vero. Nos sacan fotos", dice a Cronica.com.ar Graciela Fabiana Ríos la mamá de la víctima.

Graciela Ríos reclama Justicia por su hija y ver a sus nietos.

"Estamos afuera, no nos dejan entrar al baño. La verdad estoy indignada mucha discriminación con mi familia. Ellos tienen privilegios", afirma y agrega: "hoy que fueron los alegatos, si nos dejaron estar presentes. Hay que esperar hasta el martes que van a dar el veredicto".

"Estos días nos sentimos discriminados. No nos dejaron usar el baño del edificio, tuvimos que caminar tres cuadras mi familia y yo. A ellos les daban hasta el agua caliente. Es indignante todo lo que sucede", considera.

"A los padres de él los hacen entrar y salir con custodia policial como si nosotros los fuéramos a  atacar. Solamente estamos pidiendo Justicia", sostiene la mujer.

"Tengo fe que se va a hacer Justicia para que mi hija descanse en paz. Tengo miedo a gente que pagan ellos para que vayan a acompañarlos para que señalen que es inocente. Es vergonzoso", afirma.

"El no decía nada, lo único que hacia era mirarnos y reírse", dice la mujer que declaró como testigo.

Los dos hijos de la víctima están con los abuelos paternos: "Sigo sin podes ver a los chicos. Se que les llenaron la cabeza contra nuestra familia. Me destruye, son un pedacito de mi hija. Necesito verlos, estar con ellos, disfrutalos. Disfrutar a mis nietos el último tiempo que me quede de vida y decirle todo lo que los amaba su mamá"

Con el 88% del cuerpo quemado, tras agonizar una semana Verónica murió el 23 de marzo del 2020 .Desde el 26 de junio de ese año Cabral está detenido. Su defensa pidió la absolución.  La fiscalía prisión perpetua. 

 

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios