Un turista estadounidense fue gravemente herido hoy de una puñalada en el pecho al ser asaltado por dos delincuentes en el barrio porteño de La Boca e instantes después uno de los sospechosos del ataque fue baleado y detenido por un policía a metros del lugar, informaron fuentes policiales.

Tras el ataque, tanto la víctima como el delincuente fueron trasladado al hospital Argerich, situado en el mismo barrio porteño, donde fueron operados y esta tarde permanecían en grave estado.

El episodio ocurrió esta mañana, pasadas las 8, cuando Frank Joseph Wolek (60) caminaba por la zona turística de La Boca y poco antes de llegar a la calle Caminito, en Olavarría y Garibaldi, fue interceptado por dos delincuentes con fines de robo.

De acuerdo a la pesquisa llevada a cabo luego por la Policía, durante el asalto, y por motivos que se tratan de determinar, uno de los dos ladrones apuñaló en el pecho al turista, quien cayó al suelo herido.

Tras el ataque, ambos delincuentes salieron corriendo, aunque a los pocos metros la huida fue advertida por un efectivo de la Policía bonaerense que estaba en la zona y comenzó a perseguirlos.

El policía se identifico y realizó un par de disparos con su arma, uno de los cuales alcanzó a uno de los sospechosos, que cayó también herido de un tiro en la zona abdominal, dijeron las fuentes.

Al escuchar disparos, efectivos de la seccional 26 que estaban en la zona se aproximaron y encontraron primero al policía junto al ladrón herido y a unos pocos metros al turista apuñalado, por lo que llamaron al SAME para que los asistiera.

Un testigo que se identificó como Roberto contó a los medios que había salido de su casa a realizar una compras cuando advirtió corridas y vio al policía vestido de civil disparar.

Luego, agregó, vio al turista herido, quien, aseguró, estaba solo, consciente y pedía ayuda.
‘Llegué justo a ver cuando uno de los chorros se caía y el otro se iba. También vi a un señor mayor, de unos 60 años, que pedía ayuda, Estaba malherido”, relató el testigo.

Según Roberto, el policía que detuvo al ladrón “estaba de civil y disparó dos o tres tiros”, por lo que “uno (de los ladrones) cayó y otro se fue corriendo”.

El turista y el sospechoso heridos fueron trasladados en ambulancias al hospital Argerich, donde ambos fueron operados.

Los voceros explicaron que Wolek sufrió una lesión en la aurícula izquierda y en el ventrículo derecho y dos heridas en el pulmón, por lo que fue intervenido de urgencia y esta tarde permanecía alojado en terapia intensiva.

El sospechoso baleado, en tanto, presentaba una herida en el abdomen que le comprometía el hígado, el intestino delgado y el colon y tiene además una fractura de fémur que también obligó a que fuera intervenido y quedara alojado en el centro asistencial con custodia policial y en carácter de detenido.

Por orden de la fiscalía de La Boca, efectivos de la seccional 26, con jurisdicción en la zona, vallaron la zona y aguardaron el arribo de la Policía Científica para que practicara los peritajes en el lugar antes de retirar las pertenencias del turista que quedaron en el suelo, entre ellas una cámara de fotos.

Además, los efectivos procuraban recolectar testimonios y, a instancias de la Justicia, obtener las imágenes de las cámaras de seguridad instaladas en la zona con el objetivo de ver si alguna captó la secuencia del hecho y si sirven para identificar al ladrón que huyó.
El vecino que presenció el hecho dijo que desde hace unos años no hay presencia policial en la zona. “Es normal, no dan bolilla en esta zona, hace unos años había policías pero ahora no”, concluyó.

Historial

El episodio ocurrido recuerda el sucedido en agosto de 2014, también en La Boca, donde el “motochorro” Gastón Aguirre intentó robarle a mano armada a un turista canadiense que logró filmarlo.

La tarde del 13 de agosto de ese año, Aguirre circulaba en su moto Honda por la calle Irala al 400 e interceptó con un arma de fuego al turista canadiense Alexander Thomas Hennessy, quien se desplazaba en una bicicleta alquilada.

El “motochorro” lo amenazó con un revolver a fin de que éste le entregara su mochila, aunque tras un forcejeo Aguirre debió huir sin llevarse nada por la intervención de un conductor que comenzó a tocar bocina, al advertir lo que ocurría.

El intento de robo quedó registrado por la cámara que el turista tenía en su casco, que fue difundida a través de distintos medios de comunicación y en base a la cual se logró identificar al asaltante por la moto en la que se trasladaba y detenerlo.

Fuente: Télam