Una jubilada de 75 años fue maniatada asaltada por cuatro delincuentes armados que ingresaron a su casa mientras dormía, en el partido bonaerense de Morón. Un dato resultó llamativo a los investigadores: no forzaron la entrada para cometer el robo.

La entradera ocurrió a las 4.15 de la madrugada de este sábado en una vivienda de la calle Larralde al 2400, cuando la víctima, identificada como Aide Virginia Ares, descansaba y fue sorprendida por los ladrones. 

Fuentes policiales indicaron que los delincuentes le ataron las manos con precintos, le taparon el rostro a la mujer con una sábana y comenzaron a revisar las distintas habitaciones de la propiedad. Así, robaron 200 mil pesos en efectivo y alhajas, y luego se dieron a la fuga, precisaron las fuentes.

La mujer logró soltarse y en medio de una crisis nerviosa, avisó al 911 lo que había ocurrido. Tras atender a la mujer y revisar el lugar, un dato llamó la atención de los investigadores. Es que los ladrones no forzaron la entrada para ingresar y robar. En ese sentido, revisaban las cámaras de vigilancia de la zona para identificar a los sospechosos.

En la causa intervino la Unidad Funcional de Instrucción N° 8 del Departamento Judicial de Morón.

Ver comentarios