Un importante hallazgo se realizó el pasado martes en la búsqueda de Guadalupe Lucero, la menor de 5 años desaparecida desde hace 10 meses en la provincia de San Luis, luego de que los investigadores encontraron ropa y resto óseos en la zona donde se busca a la nena.

La pesquisa se realizó a 200 metros de la casa de donde desapareció, en el marco de un nuevo rastrillaje que tuvo como punto de partida el cambio de declaración de una de las menores que estaba jugando con Guadalupe cuando fue vista por última vez.

Héctor Zabala, abogado del padre de Guadalupe, Erci Lucero, señaló a Telam que por este motivo se comenzó a barajar la posibilidad de que la menor desaparecida "pueda haberse caído en un pozo en el descampado frente a la casa dónde estaba".

 

 

 

Según informó TN, la familia de la nena de 5 años no tuvo hasta el momento contacto con la ropa encontrada y toda la evidencia recolectada fue enviada a analizar, por lo que aún no se llegó a determinar si estos elementos pertenecen a Guadalupe.

Las prendas fueron encontradasen un terreno ubicado frente al barrio 544 Viviendas. Los procedimientos se realizan a pie en una zona de 60 héctareas, que finalizarán el próximo viernes.

En ese sentido, se especificó el hallazgo el último martes de “una calza pequeña, de color oscuro y rajada, unas botitas número 30 y restos óseos quemados, que aún no se estableció si son humanos”.

 

 

 

El comunicado resalta que las prendas “no estaban enterradas, solo entre la maleza y gastadas por el paso del tiempo” y serán acercadas a la mamá de Guadalupe, Yamila Cialone, para ver si las reconoce.

Respecto a la investigación, el Fiscal Federal Cristian Rachid ratificó que hay “un sinnúmero de medidas en curso”, que por el momento no serán reveladas, aunque redundó que los rastrillajes se enfocan en las líneas de investigación que apunta a un posible secuestro de la niña y un accidente, por la última declaración de la niña que jugaba con Guadalupe.

La investigación es llevada adelante por Rachid, junto con los fiscales Marcelo Colombo y María Alejandra Mángano, titulares de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), y Leonel Gómez Barbella, al frente de las fiscalías nacionales en lo Criminal y Correccional Nº 8 y Nº 3.

 

 

 

Ver comentarios