Gracias a un operativo que se concretó este martes en el oeste del Gran Buenos Aires, los pesquisas policiales lograron detener a un individuo que era buscado por estar implicado en el femicidio de su nuera. El crimen había sucedido en 2019, en la localidad bonaerense de José León Suárez y la víctima había muerto al recibir un balazo en la cabeza. Este caso alcanzó en su momento gran trascendencia, porque el sujeto obligó a uno de sus hijos, de 10 años, a confesar que había sido el responsable del homicidio, al dispararse de manera accidental un revólver que manipulaba. Familiares de la víctima organizaron varias marchas para reclamar justicia y para que el episodio no quedara impune.

Voceros del departamento judicial de San Martín revelaron a cronica.com.ar que el prófugo fue apresado en relación al asesinato de Natalia Naiquén Sabán, de 16 años, ocurrido el 8 de diciembre de 2019.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el sospechoso, de 38 años, resultó capturado como saldo de un allanamiento que se realizó en una finca situada en la manzana N°16, de un barrio en jurisdicción de Cuartel V, y que estuvo a cargo de los servidores públicos de la comisaría de José León Suárez (4ª de San Martín).

Este es el sujeto que apresado por los investigadores.

Tal como se publicó en su momento, el hecho se produjo cuando la menor estaba en el domicilio de su novio, ubicado en calle Ingeniero Huergo al 9800, en la Villa Hidalgo, en José León Suárez, oportunidad en la que recibió un tiro en la región del cráneo.

Natalia, a raíz de sus graves heridas, perdió la vida el 10 de diciembre de 2019 en un centro asistencial, en el partido de San Isidro.

 

Pericias desarrolladas por los integrantes de la Delegación San Martín de la Policía Científica resultaron fundamentales para esclarecimiento del femicidio, debido a que se determinó que la escena del episodio había sido lavada y que el cañón del arma (un revólver 32 largo que era propiedad del suegro de la menor) había sido apoyado en el rostro de la adolescente.

Se comprobó que el proyectil, tras ingresar por la ceja derecha de la víctima, había egresado por el parietal izquierdo.

Como consecuencia de las diversas diligencias, se comenzó sospechar que los verdaderos autores del femicidio habían sido el novio de la chica, de 20 años, y el padre del muchacho.

 

Autoridades de la Estación de Policía de San Martín se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio”, el doctor Fabián Edgardo Hualde, fiscal perteneciente al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de los tribunales de San Martín. 

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios