Las personas por las cuales ya se emitieron orden de captura son  Juan Manuel Vallone, representante de futbolistas juveniles, y Alejandro Carlos Dal Cin, organizador de torneos para menores, quienes están acusados de aprovecharse de la inmadurez sexual de las víctimas.

Los nombres surgieron tras las declaraciones de los testigos, de las víctimas y de los diversos allanamientos realizados en el marco de la causa, en la que ya están detenidos un árbitro de fútbol, su abogado y un joven que actuaba como captador.

En tanto, Leonardo Cohen Arazi, también investigado por los abusos, se descompensó en la Fiscalía antes de prestar declaración indagatoria.

El RRPP fue aprehendido tras presentarse anoche en la fiscalía y esperaba prestar declaración ante la fiscal María Soledad Garibaldi, titular de la UFI 4 de Avellaneda, que lo iba a indagar a partir de que su nombre y su número de teléfono fue mencionada en las declaraciones de los testigos y de las víctimas.

Su abogado,  Juan José Ordaz, confirmó que su defendido sufrió una descompensación en la Fiscalía, y que se estaba recuperando, por lo que cuando estuviera en condiciones, estaba dispuesto a declarar.

Antes de quedar detenido, Cohen Arazi afirmó que conoce “de un boliche” al futbolista de Independiente sindicado como el “entregador” de al menos tres de sus compañeros a una presunta red de pedófilos y que el joven estuvo en su casa, pero negó ser parte de esa red y dijo que solo es “un tarjetero de boliche".

Además, indicó que mantuvo sexo con hombres pero “que todos eran mayores de edad” y aseguró que si lo hizo con un menor “no se dio cuenta” de su edad.

Los restantes detenidos son el árbitro Martín Bustos, acusado de ser uno de los abusadores; su abogado Carlos Tomás Beldi, por haber destruido el celular de su defendido, que se consideraba como prueba, y Ernesto Silvio Fleyta, de 24 años, apresado en la localidad de ingeniero Budge, sindicado como el “entregador” de los menores.