Los fiscales Matías Ocariz y Lucas Altare, a cargo de la investigación del caso por el que Matías Horacio Messi se encuentra imputado de “tenencia ilegal de arma de guerra”, confirmaron este lunes que el hermano del capitán de  la Selección argentina de fútbol continuará detenido pero con prisión domiciliaria debido a su estado de salud.
   
“Matías Horacio Messi va a continuar detenido, bajo la  modalidad de domiciliaria, y esto en razón de un informe de  Medicina Forense que llegó hoy y que da cuenta de que esto debe ser así”, informaron los fiscales de la Unidad de Cibercrimen y Armas.
   
Este lunes se realizó una audiencia en el Sanatorio Parque, donde compareció el hermano del astro que permanecía internado y se recupera de las heridas sufridas durante un accidente náutico.
   
La prisión domiciliaria fue aconsejada en el informe médico forense, además de una estricta dieta para el paciente.
   
“Sufrió unas heridas muy importantes en el rostro y hay que garantizarle las condiciones de higiene y asepsia para que no  sufra infecciones”, indicaron los fiscales.
   
Explicaron que el hermano de Messi, de 35 años, “tiene  lesiones óseas que tienen que ver con quebraduras expuestas y algunos cortes que lo llevaron a tener que ser sometido a una  intervención quirúrgica”.

Matías Messi cumplirá con una prisión domiciliaria hasta el 23 de diciembre próximo, según acordaron la Fiscalía y la defensa del imputado por tenencia de arma de guerra.

Se esperaba que en las próximas horas, el hermano del jugador del Barcelona deje el sanatorio, tras el alta médica recibida, y quede alojado con custodia policial en su domicilio particular de la ciudad de Rosario, donde su padre Jorge Messi oficiará de garante.

Además, al imputado “se le extrajo sangre para ser cotejada  con la que fue hallada en la lancha”, confirmaron los fiscales.
   
El incidente por el que imputaron a Matías Messi ocurrió el pasado 30 de noviembre en el Club de Pescadores de Fighiera y se inició cuando el hermano mayor del astro del Barcelona pidió  ayuda tras haber chocado con la lancha en la que navegaba contra  un banco de arena.
   
Cuando la Policía arribó al lugar encontró la lancha con  varios rastros de sangre y un arma de fuego, una pistola calibre 3.80 en el interior de la nave.