La Policía de la Ciudad de Buenos Aires desbarató dos fiestas clandestinas durante la madrugada del sábado. Entre ambas sumaban 150 invitados distribuidos en dos boliches: uno en Villa Crespo y otro en Palermo. A raíz de esto hubo cinco detenidos.

En cuanto a la primera, fue desalojada a las 03:45 de las madrugada, cuando efectivos de la Comisaría Vecinal 15B intervinieron en un local bailable en la calle Vera al 500. En este caso, la reunión concentró a 80 personas. En el interior los policías divisaron mucha gente amontonada, música muy fuerte, mesas, luces, equipos de sonido y una variada barra de tragos.

Ambos operativos tuvieron lugar en la madrugada del sábado.

Uno de los encargados del lugar, se defendió y argumentó que solo se trataba de “una fiesta privada”, sin embargo, terminó siendo desmantelada por incumplir la normativa vigente en el contexto de la pandemia del Covid-19. La gente que estaba adentro, fue notificada por infracciones a los artículos 205  y 239 del Código Penal.

Un interesante y curioso dato, es que dentro de este local bailable se encontraba un reconocido cantante de cumbia, a la espera de comenzar su show. Este resultó ser Antonio Ríos, quien también quedó imputado por violar el artículo 205 del mencionado código, el cuál expresa que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

El cantante Antonio Ríos iba a tocar en una de las clandestinas.

En la causa tuvo que intervenir la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº5, del Dr. Kesller, Secretaría a cargo del Dr. Díaz, quien ordenó la detención del encargado de la fiesta y también de otros dos hombres y una mujer, de de 26, 28 y 32 años respectivamente, que ocasionaron disturbios por  “resistencia a la autoridad”.

Ambos desalojos resultaron en cinco detenidos.

En cuanto a la segunda fiesta, fue desalojada a las 23:30 horas, cuando personal de la División Operaciones Especiales Requeridas por el Ministerio Público y de la División Investigaciones Delictivas, de la Policía porteña, junto con personal de la AGC, el CIJ y la Unidad Operativa de Fiscalización Integral (UOFI) entraron a un local gastronómico que está ubicado en el barrio de Palermo, específicamente en la calle Honduras al 5500.

Ni bien entraron, los oficiales se encontraron con un gran grupo de gente, aproximadamente de unas 70 personas, muchas bailando y con muy pocos barbijos a la vista. Además, este lugar ya se encontraba clausurado, por lo que volvió a ser clausurado y fueron secuestrados equipos de música.

Además de estos dos casos, los policías clausuraron otro bar ubicado en Núñez, O’Higgins al 3500, debido al exceso de aforo y por no respetar los protocolos sanitarios ni el distanciamiento social.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos