Una mujer de 24 años murió producto de un disparo en la cabeza que recibió en medio de un tiroteo cuando intentaba escapar de la situación con su hija de un año en brazos. El hecho ocurrió este jueves en horas de la tarde en Villa Mercado, Caseros, y el acusado es un hombre identificado como Juan Manuel Figueroa, quien continúa prófugo.

En tanto, Diego Demarco, de 35 años, y Eduardo Acevedo, de 59, fueron detenidos e imputados por la Unidad Funcional de Instrucción número de 2 de San Martín. Los vecinos intentaron incendiar su casa. Los vecinos denunciaron que Figueroa es un hombre “al que todos le tienen miedo” en el barrio, debido a que siempre se maneja de la misma manera.

Según el relato de la hermana de la víctima, el episodio se desencadenó cuando el acusado “le tiró gas pimienta a un nene”, hecho que fue suficiente para que se armara un tiroteo entre dos bandos del lugar. En ese momento, Aldana había salido de su casa con su nena en brazos y cuando intentó escapar fue interceptada por un disparo en la zona de la nuca.

De inmediato, fue derivada al Hospital Carrillo de Ciudadela, aunque los médicos no pudieron salvar su vida. La menor, comentó la hermana de la víctima, “fue rescatada por algunos vecinos” y “está bien”. La muerte de la joven desencadenó una serie de incidentes en el barrio, debido a que los habitantes del lugar quisieron atacar la casa de Juan Manuel Figueroa, que estuvo custodiada por la policía, que respondió a los ataques con balas de goma.

Los hechos de violencia se trasladaron a la comisaría 4ª de Tres de Febrero, donde los vecinos reclamaron y prendieron fuego colchones en la puerta. Mientras Juan Manuel Figueroa continúa prófugo, Diego Ezequiel Demarco, de 35 años y que se encontraba con él al momento del hecho y está considerado como uno de los autores de la agresión con arma de fuego, y Eduardo Acevedo, suegro de Figueroa, de 59 años, fueron detenidos.

Este último también sufrió politraumatismos varios y heridas cortantes en la cabeza. Además, la policía secuestró un arma de fuego con dos cargadores y 13 municiones.

Este es el acusado. 

Familiares
Ángel, el papá de la víctima, sostuvo ante Crónica que este hombre “le reventó la cabeza a mi hija y salió corriendo”. Mientras que Andrea detalló que Aldana vivía con sus padres, otra hermana y su hija de un año y dos meses y que “había salido cuando este tipo empezó a tirar”.

“Todo el mundo sabe dónde vive Juan Manuel Figueroa. Tiene a todo el barrio en contra, vive armado y vende drogas acá”, deslizó la mujer, mientras esperaba que le entregaran el cuerpo de su hermana para poder despedirla en paz.