Un pasajero de nacionalidad argentina, que arribó al aeropuerto internacional de Ezeiza procedente de la ciudad española de Barcelona, fue detenido luego de que en su equipaje le encontraran tres botellones de vino camuflados como regalos que en realidad contenían metanfetamina diluida, informó la Dirección General de Aduanas (DGA).

La detención fue concretada por agente de la División Investigaciones de Narcotráfico Metropolitana de la DGA el sábado pasado, tras un control selectivo de pasajeros y equipajes de un vuelo de la empresa Level que arribó a la Terminal A del mencionado aeropuerto internacional desde Barcelona.



La clave fue el escaneo de la valija del pasajero donde se observó en las imágenes la existencia de tres botellas de grandes dimensiones.  Cuando se requisó la maleta, se extrajeron tres botellones de vino, cada uno de ellos colocado en bolsas individuales que aparentaban ser para regalo.

Según las fuentes, personal de la Sección Unidad de Apoyo Operativo Metropolitana efectuó una revisación exhaustiva de las botellas y detectó que los corchos estaban adulterados. Por ello, el líquido que contenía cada botella fue sometido a los reactivos que detectan narcóticos y los tres tests dieron positivo en MDMA (metanfetaminas-éxtasis). La DGA precisó que el total de los secuestrado fue 7.810 gramos, incluidos los métodos de ocultamiento.



La causa quedó en manos de Juzgado Nacional en lo Penal Económico 6, a cargo de Marcelo Aguinsky, quien ordenó la detención del pasajero, el secuestro de la sustancia estupefaciente secuestrada y una serie de medidas investigativas a los detectives de la Aduana.

Ver comentarios