Un hombre que estaba prófugo hacía un año y medio por un crimen ocurrido en la Ciudad de Buenos Aires fue capturado en Junín, a 250 kilómetros, donde se había radicado y trabajaba como heladero.

Voceros policiales aseguraron que el detenido tenía frondosos antecedentes penales y otras diez condenas, entre ellas, por delitos "contra la propiedad, robo y encubrimiento agravado".

La detención fue realizada por el personal de la División Capturas y Prófugos de la Policía de la Ciudad, que venía tras sus pasos desde enero de 2001. El hombre, apodado "Tato", era buscado por el homicidio de un amigo suyo ocurrido en una vivienda de la calle Acevedo al 200, del barrio de Villa Crespo.

En aquel momento, la víctima fue encontrada en estado de descomposición en un sillón, acostado boca abajo, con el torso desnudo, las muñecas atadas por detrás de la espalda con una soga y amordazado. La autopsia reveló que la causa de la muerte fue asfixia y desde entonces se intentaba localizar al sospechoso en distintas zonas.

La primera pista la acercaron amigos y vecinos de la víctima, que dijeron que poco tiempo antes se había ido a vivir con un conocido suyo, que era expresidiario. Tras identificarlo y obtener su número de DNI, los investigadores empezaron a relevar diversas fuentes.

Así fue como la empresa Mercado Libre aportó el dato de que con el número de documento del acusado existían dos usuarios y que uno de ellos había tenido acceso pocos días atrás, por lo que se conoció el lugar desde donde se había conectado para hacer la compra. Como resultado, se obtuvo el lugar de conexión en la ciudad bonaerense de Junín y, siguiendo con la investigación, se descubrió que el prófugo podría estar trabajando en una heladería ubicada en la calle Tehuelches al 1600.

Una vez en el lugar, los oficiales observaron a un hombre que coincidía con las características físicas de Tato, acomodando las mesas de la vereda del comercio de helados. En consulta con el Juzgado de Garantías Nº 1 de Junín, se avaló lo actuado y se dispuso que el hombre fuese trasladado al ámbito de CABA, más precisamente a la Comisaría Vecinal 3 B de la Policía de la Ciudad, donde quedó alojado.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy