Un doble femicidio tuvo lugar en la provincia de Misiones, donde un hombre mató a balazos a su pareja y su suegra, y luego se dio a la fuga. Hasta el momento continúa prófugo. En el marco de la investigación, salió a la luz un episodio clave que en ese momento nadie advirtió, el cual se habría desarrollado horas antes de la ejecución de ambos crímenes. 

¿Cómo ocurrió el doble crimen en Misiones?

El hecho ocurrió alrededor de las 4 de la mañana del lunes en el barrio Puerto Esperanza, de la localidad misionera de San Antonio.

Las víctimas identificadas como Graciela Agüero, de 39 años, y su hija Débora Elizalde de 24, descendieron de un auto para volver a su casa, y ahí fue cuando el presunto femicida, Sergio Kozak, primero intentó atropellar a las víctimas a bordo de una camioneta pero, como no pudo, abrió fuego contra ellas con un arma calibre 38. Las ejecutó a quemarropa, y luego se dio a la fuga con destino a Brasil. 

En el mismo vehículo viajaba otro joven, hijo y hermano de las mujeres asesinadas, quien se convirtió en un testigo clave para el avance de la causa.

El presunto femicida, Sergio Kozak.

¿Cuál fue el episodio clave antes del doble femicidio que nadie advirtió?

En el marco de la investigación que se desarrolló por el doble femicidio, nuevos datos salen a la luz sobre cómo se desarrollaron los hechos durante la madrugada del lunes. Es que esa noche, tanto las víctimas como el presunto agresor habían estado en un local bailable ubicado en San Antonio sobre la ruta N° 101. Según el testimonio de testigos, allí se habría originado una acalorada discusión entre las mujeres y el hombre, que precedió el sangriento doble crimen. 

Fue tal la violencia que derivó de ese epsiodio, que requirió de la intervención de unos efectivos policiales que prestaban servicio adicional en el lugar. 

De tal manera, el hombre terminó expulsado del local bailable. Sin embargo, la situación no quedó ahí, sino que Kozak habría ido en busca de un un arma que tenía en su domicilio para luego dirigirse nuevamente al lugar, en el que esperó a que las víctimas se retiraran. 

Una vez que esto sucedió las siguió en su camioneta hasta el barrio Nueva Esperanza, donde primero intentó atropellar a las víctimas, pero como no pudo, abrió fuego contra ellas con un arma calibre 38. Luego se dio a la fuga.

En este contexto, la policía desplegó un operativo cerrojo en toda la franja fronteriza para dar con el hombre, hasta ahora sin resultados positivos.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios