Una joven de 26 años y su tía de 41 fueron detenidas acusadas de haber asesinado y descuartizado a un hombre para luego abandonar el cuerpo dentro de una bolsa de albañilería en un terreno baldío en el oeste del conurbano bonaerense. Los investigadores intentaban establecer el móvil del crimen, que se consumó a golpes y a cuchilladas.

Voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que la víctima fue identificada como Harold Canelo Crespín, de 34 años y de nacionalidad peruana. La muchacha, por su parte, fue arrestada en el cruce de Armonía y Zelada, en la localidad de González Catán; mientras que su tía fue detenida en la esquina de Charlone y Panamá, en Libertad, mientras se desplazaba a bordo de una camioneta Ford EcoSport.

 

Trascendió que el crimen era investigado por efectivos de la comisaría de Pontevedra, con el apoyo de los efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de esa zona, quienes individualizaron a las mujeres después de analizar las redes sociales que utilizaba la víctima y diversas imágenes que captaron cámaras de vigilancia.

En el expediente judicial dejaron constatado que Canelo Crespín fue asesinado en su casa, en Espejo al 1200, en cercanías del terreno donde apareció el cuerpo. Al revisar el interior del domicilio incautaron varias sierras, un serrucho, cinta de embalar y una sábana que tenía manchas de sangre.

 

Peritos de la Policía Científica lograron determinar que el cadáver presentaba cuchilladas en el cuello, cabeza, tórax y espalda, como también violentos golpes que le provocaron fracturas en el cráneo.

Canelo Crespín fue encontrado a las 16 del pasado 19 de agosto en un descampado ubicado en Espejo, entre Portela y Victorino de la Plaza, en Pontevedra.

El cadáver, que llevaba una remera roja y tenía colocada cinta de embalar en los ojos, estaba tendido boca abajo en una bolsa de albañilería de un corralón de materiales y utilizada para el transporte de arena. Tenía parte de los brazos seccionados y le habían amputado las piernas a la altura de las rodillas.

Junto al fallecido secuestraron dos bolsos con cuchillos, sierras, distintas prendas de vestir, una sábana y una frazada. El sujeto habría sido asesinado en la madrugada de ese jueves.

Intervino en la causa, caratulada “Homicidio”, el fiscal Sergio Augusto Di Leo, de la Unidad Funcional N° 6.

Por F.V.

Ver comentarios