La desaparción de un menor en una familia duele. Y más si se prolonga y no hay el menor indicio de dónde puede estar. Ese es el caso de Guadalupe Lucero, que fue vista por última vez el 14 de junio último, cuando jugaba con sus primos frente a la casa de su tía, situada en el sur de la capital de San Luis.

"Estamos muertos en vida", graficó entre sollozos Silvia Domínguez, la abuela materna de la chica de 5 años y, de manera desesperada, reclamó: "Devuelvan a la nena".

La mujer, en diálogo con Télam, exigió a los investigadores "algo concreto" en el caso, que calme la "incertidumbre y el desconcierto" de la familia.

En tanto, avanzaban los preparativos para la marcha que, desde las 17, se realizará como nuevo reclamo de aparición con vida de Guadalupe.

Domínguez recordó que la movilización se realizará en San Luis, pero con la exhortación a que se concrete también en simultáneo "en otros puntos del país".

La mujer, quien tiene "5 hijos, 5 nietos y otro en camino", afirmó que "no pierde la fe" de que sea encontrada con vida Guadalupe.

La abuela de la nena buscada resaltó que el dolor que la embarga "es doble", ante la ausencia de su nieta y "el sufrimiento" de su hija "como madre", y aseguró que "no" sabe "cuánto más" podrá "resistir".

"Siempre viví estos casos desde afuera, nunca pensé que me iba a tocar sufrirlo y, hoy, puedo decir que hasta ahora nunca había tenido tanto dolor", finalizó.

El 14 de junio pasado, Guadalupe jugaba con sus primos en la vereda de la casa de su tía, en el sur de la capital de San Luis, en medio de un festejo de cumpleaños familiar. Ese día fue el último que se la vio.  

Crónicas Policiales: todas las noticias de hoy