Bajo estrictas medidas de seguridad comenzó el juicio por la triple fuga. Martín Lanatta fue el primero de los tres condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez en sentarse en el banquillo para dar explicaciones por la cinematográfica fuga que protagonizaron a fines de 2015 del penal de General Alvear. "Era más peligroso quedarse en la cárcel que fugarse", argumentó. Tanto el declarante como su hermano Cristian y Víctor Schillaci se presentaron en la sala de audiencias con chalecos antibalas y tras esta primera jornada volvieron a la cárcel de Ezeiza.

La declaración de Lanatta en los tribunales de La Plata empezó con halagos para el juez Juan José Ruiz y recién se detuvo cuando el propio magistrado le aclaró que adulándolo "no tendría garantía de beneficio alguno". Entonces, reubicó el foco en aquel domingo 27 de diciembre hace tres años, cuando con su hermano y Schillaci se evadieron del penal de General Alvear y lograron mantenerse durante 13 días prófugos.

Así estaban los acusados cuando los recapturaron.

"Tenía que retractarme de las acusaciones que había hecho o me mataban", sostuvo el condenado que, durante los 35 minutos que duró su relato, disparó contra el gobierno de turno por haberlos empujado a desobedecer la sentencia por los homicidios de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina en General Rodríguez.

Durante su declaración ante el tribunal, Martín Lanatta aseguró que los abogados de su defensa solicitarán un juicio político al fiscal Cristian Citterio. "Estamos por pedir el juicio político del fiscal, estamos aportando pruebas para eso", manifestó el imputado.

Asimismo aseguró que en la causa por el triple crimen de General Rodríguez hubo testigos que "fueron apretados". "Llevamos más de 10 años de pelea por la causa del triple crimen y la causa está por dar un vuelco", señaló el condenado sin dar mayores precisiones al respecto.

El juicio por la triple fuga de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci pasó a un cuarto intermedio hasta el miércoles. Antes de ser retirado de la sala, el único protagonista de esta primera audiencia logró acercarse a su madre y darle un abrazo, un gesto poco habitual en ese marco. "No se permite el contacto con familiares por seguridad", explicó Silvina Langone, fiscal de la triple fuga, y afirmó: "El cambio es pura responsabilidad del Servicio Penitenciario Bonaerense".

El abrazo de Martín Lanatta con su mamá.

"No tengo miedo ni he recibido amenazas", afirmó después la funcionaria, en relación a las apreciaciones que hizo el condenado sobre "el duro trabajo" que le espera. También se mostró sorprendida por el hecho de que hubiera sido el único en declarar, ya que estaba previsto que también lo hicieran los otros dos condenados por el triple homicidio de los empresarios de General Rodríguez y los ahora acusados por la evasión.

Junto a ellos es juzgada también Susana Elvira Martínez, la suegra de Cristian Lanatta. La fiscal Virginia Bravo la acusa de haberle dado dinero a los prófugos el mismo día de la fuga en su casa de Berazategui y de haberle facilitado una camioneta Renault Kangoo gris el 31 de diciembre para escapar.

Ver más productos

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos