Las hijas de la empleada municipal de Marcos Paz que fue asesinada de un balazo en la cabeza frente a un salón de fiestas de esa localidad bonaerense, pidieron el traslado a otra dependencia de su padre, un efectivo retirado de la Policía de la provincia de Buenos Aires detenido por el femicidio, ya que tienen "miedo" de que tenga "cómplices".

"Pedimos que lo saquen de acá, tenemos miedo, puede tener cómplices, hasta el mismo día que mató a mi mamá fue a la comisaría a tomar mate", expresó Sofía Ibarra, hija de la víctima Cristina Noemí Rodríguez (51) y del detenido Hugo Orlando Ibarra (57).

LEÉ TAMBIÉN: Mató de un tiro a su ex mujer en un salón de fiestas

Junto a su hermana, la joven pidió a las autoridades el traslado, ya que no confía en que esté detenido en la misma comisaría en la que trabajó 20 años como policía. Sobre el hecho, ambas insistieron en que se trató de un acto "premeditado" y aseguraron que su padre es un "psicópata" que no soportaba que su madre hubiese formado una nueva pareja y que les "arruinó la vida".

"No sólo iba preparado para matar a más personas sino que cuando la termina de matar a mi mamá les dice a los que estaban ahí 'vieron, la cagué, la cagué", contó a la prensa Sofía. La joven contó además que su padre "había amenazado de muerte una semana antes" a su madre, a quien cuidaban para que no saliera a la calle sola.

En cuanto a la intimidad de la pareja, comentaron que "ella estaba saliendo con otra persona, y él consideraba que todos éramos cómplices de eso cuando todos sabíamos que él le era infiel. Mi mamá ya no estaba con él y no tenía ningún derecho a hacerle lo que le hizo. Él es diabético y tiene una enfermedad que no le permite mantener relaciones sexuales con otra mujeres, por eso se sentía impotente ante esta situación. Mi madre para él era un objeto de poder, no tenía nada que ver con amor esta relación".

LEÉ TAMBIÉN: "Te encontré, hija de puta": escalofriantes detalles del femicidio en Marcos Paz

El hecho ocurrió la noche del sábado en el cruce de avenida Rivadavia y Feijoo, cuando Rodríguez participaba del festejo del cumpleaños de 15 de su nieta en el salón "Peto Eventos" y ex esposo apareció en el lugar y comenzó a discutir con ella. Según las fuentes, el policía retirado extrajo un arma de fuego con la que efectuó un disparo a corta distancia que impactó en la cabeza de Rodríguez, quien murió casi en el acto a raíz de las lesiones sufridas.