Los vecinos del barrio porteño de Boedo se sobresaltaron esta mañana. Ruido de autos a la carrera y al menos diez disparos los levantaron: una persecución feroz que terminó con la detención de dos presuntos "robaruedas".

A las 6, en el cruce de la avenida Boedo y la calle Agrelo, un efectivo de la Comisaría Vecinal 5B de la Policía de la Ciudad observó un auto Ford Escort que le resultó sospechoso. Y, al querer identificar a sus ocupantes, el conductor intentó embestir al agente, dándose a la fuga.

El Ford Escort en el que viajaban los presuntos asaltantes.

El policía, de inmediato, inició una persecución en su vehículo particular, modulando y solicitando apoyo.

Por su parte, un suboficial mayor retirado de la Policía Federal Argentina (PFA), quien realiza adicionales en esa jurisdicción, notó lo ocurrido y se sumó en su Renault Duster en procura de detener a los sospechosos.

En la intersección de las avenidas Boedo y San Juan, dos efectivos de la Comisaría Vecinal 5B vieron la persecución y, observando el paso del Ford Escort, efectuaron disparos con su arma de fuego hacia las ruedas del auto, logrando la detención del rodado en Boedo y la calle Cochabamba. Todos los policías y los arrestados resultaron ilesos.

Elementos decomisados a los presuntos delincuentes.

En el interior del vehículo de los sospechosos, la fuerza de seguridad porteña decomisó una rueda completa que no es compatible con el vehículo en el que circulaban quienes terminaron detenidos, por lo cual se presume robada.

Los capturados fueron identificados como Ricardo González, de 39 años; y Alex, de 21. La esposa del primero, Ana, vio un móvil de Crónica HD y se acercó para negar que los arrestados sean “robaruedas”.

”Iban al trabajo. Mi esposo es mecánico y el joven es mi yerno, que es ayudante”, aseguró la mujer.

Al argumentar por qué escaparon cuando se los intentó identificar, contestó: “Se les cruzó un policía de civil y les quiso dar la voz de alto. Ellos se asustaron, no entendían nada, porque no los frenó un policía uniformado, pensaron que los iban a robar. Por eso, aceleraron y se fueron”, explicó.

Sin embargo, fuentes policiales informaron a Crónica HD que ambos detenidos tienen antecedentes penales.

El hombre de 39 años, el 4 de octubre de 2017 fue detenido por "robo" y, el 26 de marzo de 2018, por "robo en grado de tentativa y en flagrancia". Además, e. 17 de mayo 2019, fue arrestado por "robo de vehículo en grado de tentativa".

El joven de 21 años, por su lado, fue capturado en 2020 por "robo en poblado y en banda"; y, en otra ocasión, por “robo agravado por uso de arma de fuego”.

Crónicas Policiales: todas las noticias de hoy