La autopsia al cuerpo de Martín Mora Negretti, el hombre de 30 años asesinado el domingo por la madrugada en Mar del Plata, determinó que la víctima falleció producto de una hemorragia interna provocada por una puñalada en la zona de la clavícula y que tenía además otros cinco cortes.

Según se informó, le provocó la muerte una herida de arma blanca de gran tamaño a la altura de la clavícula que le lesionó una arteria que va directo a los pulmones. El fiscal Marcelo Yáñez Urrutia, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil marplatense, dijo que la víctima tenía "otros cinco cortes superficiales" causados con un arma blanca.

Bruno Valle, el amigo con quien se encontraba al momento del hecho la víctima, también fue herido, pero al tratarse de una lesión leve, fue dado de alta a las pocas horas. El episodio ocurrió a la 1.50 de la madrugada en las calles Sarmiento y Rawson, cerca de los tribunales marplatenses, por donde caminaban Mora Negretti y Valle junto a sus respectivas parejas.

Desde un departamento ubicado en un séptimo piso arrojaban hielo y agua sobre la calle Sarmiento. Los amigos aparentemente comenzaron a discutir con las personas que arrojaban esos objetos. 

En ese momento, bajaron tres adolescentes, dos de ellos de 13 años y el restante de 15, junto a una joven de 23, quienes comenzaron a agredir a los dos hombres con cuchillos. Tras el ataque, subieron de nuevo a la vivienda.

Mora Negretti, quien residía en el Gran Buenos Aires, pero era oriundo de Mar del Plata y había ido a pasar el fin de semana largo a su ciudad natal, fue trasladado en una ambulancia al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde murió.

Personal de la comisaría 9na. detuvo por el hecho a una joven de 23 años, identificada como Marilyn González; y a tres adolescentes, dos de 13 y uno de 15; quienes quedaron a disposición del fiscal Yáñez Urrutia. 

La situación procesal de González quedó a cargo del fiscal Leandro Arévalo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Mar del Plata, quien la imputó por el robo de los celulares de las parejas de ambos hombres.

" Se les tomó declaración y los tres declararon. Realizaron su acto de defensa y declararon por su derecho a ser oídos, según indica el artículo 12 de la Convención sobre los Derechos del Niño. Por la Ley 2278 son inimputables, por lo que no se les puede realizar un proceso judicial", explicó el fiscal Yáñez Urrutia.

Ordenó que los adolescentes sean trasladados a un Centro de Admisión y Derivación (CAD) y una serie de estudios psicológicos, psiquiátricos y socioambientales.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios