Hugo Conzi, el hermano mayor de Horacio, el ex empresario gastronómico condenado por asesinar al joven Marcos Schenone en 2003 en la localidad bonaerense de Béccar que volvió a la cárcel luego de violar la prisión domiciliaria, aseguró este viernes que su hermano nunca salió sin permiso de la casa y que el beneficio del que gozaba "sólo se revocan por fuga" y "no por una falsa alarma".

En una solicitada publicada en un diario local la página completa, el mayor de los Conzi afirmó que "los medios de comunicación han omitido importante información con la que se ocultó la realidad de los hechos".

Sobre el incidente donde Horacio rompió la tobillera a los pocos días de que se la colocaron, Hugo aseguró que su hermano "jamás se quito dicho artefacto y la policía del barrio Santa Rita fue testigo de esa situación".

LEÉ TAMBIÉN: Empresario asesino beneficiado con prisión domiciliaria se arrancó la tobillera

"Los medios no informaron que ese día mi hermano y yo procedimos acorde a las normas que el reglamento especifica para casos de emergencia", agregó en el segundo de los 17 puntos de la solicitada y explicó que “si bien forzó la tobillera para aliviar un edema, no hizo abandono del domicilio”.

Sobre las razones por las cuales este año la jueza de Ejecución Penal de San Isidrio Victoria García Maañón le otorgó a Conzi el arresto domiciliario, Hugo afirmó que "nunca se publicó que durante dos años se llevaron a cabo estudios médicos (…) que recomendaron que mi hermano necesitaba tratamiento urgente en su domicilio particular".

En otro punto señaló que el "video de las cabras" donde se vio a Horacio paseando en la vereda junto a sus mascotas llamadas Franco y Sara, "no correspondía al día 8 de junio como falsamente afirmaron sino que era del mes de marzo".

LEÉ TAMBIÉNConzi intentó ser liberado con un "habeas corpus" pero se lo rechazaron

"Los medios ocultaron que la empresa de monitoreo reconoció que hay más de mil salidas de rango por día debido a fallas técnicas y que las domiciliarias solo se revocan por fuga o por alejamientos del domicilio y no por una falsa alarma como ocurrió con mi hermano", indicó la solicitada.

Hugo también le dedicó un párrafo al hecho puntual que motivó que la jueza García Maañón revocara la domiciliaria de Horacio, es decir, cuando el 16 de julio el condenado salió de su casa de la calle Santa Rita al 1500 de Boulogne, para ayudarlo a él a empujar el auto que no le arrancaba, porque tenía que llegar al cementerio a dejarle flores a su madre fallecida.

"Las videocámaras de San Isidro que están en la calle de mi domicilio no muestran a mi hermano empujando ningún auto como le hicieron creer erróneamente a la Dra. García Maañón para revocar la domiciliaria", afirmó.

"Mi hermano nunca salió sin permiso de la casa y siempre estuvo cuando vino la policía, el patronato de liberados, el servicio penitenciario y monitoreo", sostuvo el mayor de los Conzi, y agregó: "En forma lamentable le revocaron la domiciliaria días después porque creen que puso un pie en la vereda".

En otros tramos del texto, recordó que "hace más de dos años" que a Horacio "le corresponde por ley la libertad condicional", que la jueza le permitió permanecer "treinta días en su domicilio sin tobillera y sin monitoreo" y que no se dijo que ellos depositaron "en la cuenta de los abogados de la señora Schenone, la suma de 300.000 dólares".

"Mi hermano está pagando los errores que cometió en una etapa de su vida que tanto lamentamos. Él ha madurado, asumido su responsabilidad y tuvo la posibilidad de transformar toda esa irreparable desgracia, en algo dedicado al bien común", añadió.

Horacio Conzi (60) fue condenado a 24 años y 9 meses de prisión por haber asesinado el 16 de enero de 2003 a Schenone (23), cuando persiguió y efectuó 14 disparos contra el remís en el que viajaba por la avenida del Libertador, a la altura de Béccar.

Para la Justicia, Conzi cometió el hecho luego de haber tenido un ataque de celos cuando vio dentro de su restaurante "Dallas-Las Olas Boulevard" que el joven se besaba con Paula Alonso, una chica a la que él había intentado conquistar. El homicida estuvo prófugo casi dos meses hasta que la Policía lo capturó en Mar del Plata con una peluca y bajo una falsa identidad.

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a San Pablo de La Cruz.

La iglesia recuerda hoy a San Pablo de La Cruz

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos