El pasado lunes un macabro hallazgo fue realizado por la Policía de la localidad mendocina de San Martín, luego de encontrar en medio de un parque a un hombre a medio vestir, con golpes en la cabeza y los genitales mutilados.

En las últimas horas, lo investigadores lograron identificar a la víctima como Jorge “Ñoño” Sosa Bustos, un joven de 28 años que tenía varias denuncias por lesiones, amenazas y violencia de género.

 

 

Ningún famiiar o persona cercana a Sosa Bustos había denunciado su desaparición, mientras el cadaver del hombre fue encontrado el pasado lunes en avanzado estado de descomposición, por lo cual se lo pudo identificar por medio de las huellas dactilares.

Según señaló el informe forense, el cuerpo tenía un profundo corte en el cuello que traspasa la tráquea, seis heridas cortantes en el rostro, una herida cortante en la mano derecha, 8 heridas cortantes en el abdomen, una herida cortante en el cráneo y seccionamiento de la zona genital.

 

 

Los investigadores creen que por la violencia del ataque y la mutilación genital el homicidio podría haber sido ejecutado por venganza por algún delito sexual, dado su prontuario.

A todo esto, los investigadores indicaron al portal Los Andes de Mendoza que se habrían encontrado con una “escena del crimen secundaria”, lo cual quiere decir que el hombre haya sido ejecutado en otro lugar y luego llevado hasta el parque ubicado entre la margen este de río Mendoza y ruta 50.

 

Ver comentarios