Un infierno. Así consideraron investigadores que era la vida del adolescente de 16 años que asesinó de una puñalada a su padre en una casa de Comodoro Rivadavia, en Chubut. El chico declaró que cometió el crimen para defender a su hermano de 12, a quien su padre quería abusar. "Dijeron que estaban cansados de ser golpeados", revelaron fuentes judiciales.

Gran conmoción envuelve en el barrio donde vivían los chicos tras conocerse el homicidio ocurrido el martes pasado cuando el adolescente se entregó en la Comisaría 2° de esa ciudad junto con su hermano y aseguró haber asesinado a su padre. 

El cuerpo del hombre fue encontrado en su casa, ubicada en Viamonte al 300, en esa ciudad, con un cuchillo de cocina de 20 centímetros clavado en el esternón.

Los propios vecinos le dijeron a los investigadores que el hombre, cuya identidad es reservada por tratarse de un caso que involucra menores de edad, no tenía trabajo, sólo hacía changas y bebía mucho

"Había estado preso por otro abuso y logró la libertad condicional, beneficio a la que la fiscalía se opuso. Los chicos vivían un infierno.Comían salteado y no estudiaban”, revelaron a Clarín fuentes vinculadas a la investigación, que definieron al sujeto como "abusador y violento".

La madre de los chicos, por su parte, había abandonado el hogar hace mucho tiempo y se habría ido a su provincia natar por causas que son motivo de investigación, aunque no descartaban que fuera víctima de violencia de género.

Hasta el momento, la fiscalía no imputó al adolescente y consideraba un caso de legítima defensa. Hubo una audiencia pero ahora ambos chicos deberán declarar en Cámara Gesell.

“Cuando llegaron a la comisaría y confesaron que habían matado al padre dijeron que estaban cansados de ser golpeados", explican los investigadores.

Fue el mayor el que contó lo que había pasado: “Lo maté yo porque quería abusar de mi hermanito”, dijo. "Estaban tranquilos, sin la apariencia de haber ingerido ninguna sustancia. Es más, antes de llegar a la comisaría cerraron la puerta de la casa con llave y caminaron las seis cuadras que los separa de la seccional segunda", detallaron fuentes del caso. 

El chico de 16 quedó detenido en la seccional y el de 12 años recibió atención de personal de asistencia a la víctima.