Una pareja de ancianos fueron hallados sin vida este lunes en su vivienda de la localidad mendocina de Maipú

Las víctimas, de 82 y 86 años, encontradas por su hijo cuando llegó a su casa en la calle Ozamis y Tropero Sosa, tenían un balazo en la cabeza cada una. 

Según relató inicialmente a los policías, porque aún no declara judicialmente, estaban en la cama y los investigadores tienen por ahora como principal hipótesis un pacto suicida. El arma, una pistola calibre 22, estaba al lado de los cadáveres.

Los cuerpos de los jubilados fueron encontrados por su propio hijo (Diario Los Andes)

En cuanto a la hipótesis, podrá establecerse rápido si uno de los cuerpos tiene pólvora en una de sus manos. Aunque tampoco se descarta que pueda uno de ellos matar al otro, y luego suicidarse.

Por lo que declaró el hijo de los ancianos ante los uniformados, sus padres estaban transitando una etapa depresiva.

En el caso, tomó intervención el fiscal de homicidios Carlos Torres.