Los investigadores de la muerte de María Lourdes Arangio, cuyo cadáver fue encontrado envuelto en frazadas en el barrio porteño de Colegiales, hallaron en la casa de Raúl Antonio “El Gitano” Devias (50), único detenido hasta el momento, una pared pintada con el nombre de la víctima y rastros de posible sangre detectados con el reactivo “luminol”.

Durante los allanamientos realizados el martes por la noche a cargo de efectivos de la Comisaría Vecinal 13C y la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 13 de la Policía Ciudad, quienes ingresaron a viviendas de la misma calle Céspedes al 2900, donde a las 5.34 del martes dejaron abandonado el cadáver entre dos autos estacionados.

El primero fue en la casa del único sospechoso, ubicada en Céspedes 2947, donde en uno de los dormitorios la policía encontró una pared que tenía escrito con marcador el nombre de pila de la víctima: “Lourdes”. En ese domicilio se secuestraron dos teléfonos celulares que se enviaron a analizar por peritos informáticos y algunos cabellos, pero además trabajaron durante varias horas peritos de la Policía Científica.

Los expertos hicieron pruebas de “luminol” -un químico que reacciona ante la presencia de manchas de sangre lavadas-, que detectaron posibles rastros hemáticaos en la cama y en la pared que da al respaldo de la misma cama. Según las fuentes, el “luminol” también dio positivo en una serie de prendas de vestir halladas en el lavarropas, y se secuestraron una campera polar, un repasador y un trapo que también tenían aparentes manchas de sangre.

Sin embargo, una fuente de la investigación aclaró que los rastros que reaccionaron al “luminol” pueden ser de vieja data y no son suficientes como para especular con la escena de un homicidio violento.

El otro allanamiento fue en Céspedes 2930, la casa de los padres del imputado, donde se levantaron pelos, muestras de posible sangre en el lavatorio de un baño, una media húmeda de la terraza y huellas, además de una colilla de cigarrillo de un automóvil Toyota Corolla que estaba en el garaje.

En el marco de la causa que se investiga por el delito de homicidio, el acusado se negó a declarar, según trascendió en las últimas horas. El abogado del detenido, Héctor Rodríguez, explicó que esto se debe al estado desfavorable de salud en el que se encuentra su defendido, debido su adicción a las drogas. "No estuvo en condiciones de articular un diálogo coherente por lo que se negó a declarar", detalló. En tal sentido, solicitó si podría hacerlo el próximo lunes 24 de junio. 

Fuente: Télam