Una mujer de 34 años fue asesinada por su pareja, este miércoles a puñaladas tras una discusión que mantuvieron en su vivienda. Tras cometer el femicidio, el atacante le confesó a un amigo que le había dado "más de veinte puñaladas" a la víctima, y luego se entregó en la comisaría local.

El hecho se registró este miércoles por la madrugada en una finca situada en el barrio San Roque de la ciudad chaqueña de Juan José Castelli, departamento Güemes, a unos 265 kilómetros de Resistencia, en el noroeste de Chaco.

El hombre de 41 años identificado como Ignacio Rubén Aguirre (41), llamó a la comisaría segunda de Juan José Castelli, alrededor de las 3 de madrugada de este miércoles, y se entregó indicando que minutos antes había discutido con su expareja, llamada Sandra Isabel Fleyta (34), y con un cuchillo la mató a puñaladas.


En el marco de la investigación del femicidio, se estableció que antes de dirigirse a la seccional local, Aguirre le había enviado un audio de WhatsApp a un amigo " de toda la vida" al que le confesó todo lo que había hecho y le dijo que no lo iba "a volver a ver por diez u once años".

"Miguel te voy a comentar a vos nomás, viejo, somos amigos de toda la vida. No me vas a ver por diez u once años, la cagué matando a la Sandra", le dijo tras el crimen en el audio que se viralizó en las redes sociales, en el que agregó: "Me voy presentando a la comisaría, le metí como más de veinte puñaladas".

El atacante y la víctima (Gentileza Eres Chaco).

Según las fuentes, tras su confesión, personal policial se dirigió a la dirección señalada y vio que la puerta de la casa estaba abierta.

La víctima fue encontrada en el piso de uno de los ambientes con visibles heridas de arma blanca en su cuerpo, por lo que llamaron a una ambulancia y los enfermeros del hospital Bicentenario constataron su deceso.


Las pericias fueron realizadas por el gabinete científico que secuestró un cuchillo que posiblemente fue utilizado en el hecho, una billetera y un teléfono celular, estos últimos elementos propiedad de la Fleyta.

El cuerpo fue trasladado a la morgue del hospital y Aguirre quedó detenido a disposición de la fiscal en turno, Raquel Maldonado.

Las fuentes añadieron que el imputado tuvo que ser atendido por una lesión cortante en su mano izquierda y que debieron darle 23 puntos de sutura.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy