Un mochilero de 23 años, que hace más de un mes partió de la localidad pampeana de Anguil, es intensamente buscado por familiares y amigos que desde hace 13 días no tienen contacto con él.

Según fuentes policiales, se trata de Malcom Jesús Rodríguez, quien partió el 8 de junio de la localidad pampeana de Anguil, a unos 22 kilómetros de Santa Rosa, con su mochila, la carpa y un celular con el que mantenía contacto frecuente con la familia.

La familia de Malcom Rodríguez perdió contacto con el joven hace 13 días.

"Cada tres o cuatro días tenia contacto, cada vez que agarraba señal me mandaba un mensajito", aseguró Andrea, la mamá del joven, al canal de noticias TN, quien recordó que el último contacto con su hijo fue el 8 de julio cuando le dijo que iba camino a Pigüé.

Y agregó: "El 8 estaba en Punta Alta, había llegado a Bahía Blanca haciendo dedo y después caminó. Sabemos que desde ahí iba a seguir a Pigüé, pero se perdió contacto".



El pasado lunes, la mujer realizó la denuncia en la sede policial de su casa que se comunicó con la seccional de Pigüé, donde hay testigos que aseguran haberlo visto en ese departamento y que "tomó un tren rumbo a Buenos Aires".

Fuentes policiales de Pigüé afirmaron que  "la denuncia" por la desaparición del joven "fue realizada en La Pampa el día 8" de julio.

Según señalaron, la policía pidió información a " los hoteles" de la ciudad para saber si Malcom había reservado una habitación " pero no lo encontraron".

"Se había comunicado que el muchacho venía a Pigüé y él se iba a comunicar con la madre
", indicaron, y añadieron: "Nunca dimos con el joven y no tenemos cámaras (en la estación de trenes) para poder dar con el pibe" y saber si finalmente tomó un tren rumbo a Buenos Aires como aseguran testigos.

El caso lo investiga la Fiscalía Temática de Delitos contra las Personas de La Pampa, a cargo del Dr. Oscar Alfredo Cazenave. También participan la Brigada de Investigación de La Pampa y la Sub Comisaría de Anguil.

Cómo es Malcom

Malcom es de contextura delgada, tez trigueña, ojos marrones, pelo color negro, tiene barba, mide 1,70 metros y posee un pequeño tatuaje en la espalda de un dragón.

Al momento que se fue de su casa vestía una remera y pantalón negro, borcegos marrones, una mochila azul y negra con sus prendas de vestir, una bolsa de dormir verde y una carpa color naranja.

Ante la posibilidad de aportar datos sobre su paradero, la policía solicitó que se comuniquen al 911.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios