El secretario de Seguridad de la ciudad bonaerense de Arrecifes, José María Tenorio, dijo que Laureano Alarcón, el joven de 19 años que fue hallado muerto tras trece días desaparecido, murió presumiblemente ahogado luego de caer en el río.

"Estamos esperando los resultados de la autopsia, pero todo indica que se ahogó", explicó el funcionario esta mañana en diálogo con un canal de noticias.

Tenorio relató cómo se llevó a cabo el operativo de búsqueda, en el que participaron Bomberos Voluntarios de Arrecifes junto a sus pares de las localidades de Salto, Pergamino y Sarmiento.

"También venían dos o tres perros rastreadores por día, y a su vez teníamos colaboración de las comisarías de la jurisdicción, con el Comando Patrulla rural", agregó.

El secretario comentó que no sólo se buscó en el río sino que se "rastreó y 'peinó' toda la ciudad en busca de Laureano", incluyendo los caminos rurales, "porque nunca hubo un testigo que dijera a ciencia cierta que se había caído al río".

Además, comentó que en la zona donde lo encontraron "había un árbol caído en el río que impedía que saliera a la superficie" el cuerpo de Alarcón, y que "las condiciones donde comenzaron a buscar eran muy inhóspitas, porque el río estaba muy crecido y la correntada muy fuerte".

"Los buzos no podían bajar, y si lo hacían corrían riesgo sus vidas, pero ayer fue el día óptimo, contamos con personal de búsqueda de personas extraviadas del Ministerio de Seguridad de la Nación, son los mismos grupos que trabajaron en el caso (Santiago) Maldonado, y preparamos lo que íbamos a hacer ayer", añadió.

En ese sentido, Tenorio mencionó que en el procedimiento "participaron once grupos operativos que contaban con un gendarme, uno o dos policías, un perro con su respectivo adiestrador y un bombero".

Alarcón, oriundo del partido bonaerense de Capitán Sarmiento, había sido visto por última vez el 13 de mayo en el partido vecino de Arrecifes, donde había ido a bailar con amigos al boliche “Hard Bar”.

Según puede observarse en una filmación de una cámara de seguridad ubicada frente al local bailable, Alarcón fue expulsado del lugar alrededor de las 4.20 por personal de seguridad.

Al joven se lo ve deambulando por la calle y tambaleándose, al tiempo que a los pocos minutos se acerca a la puerta del boliche para intentar ingresar pero nuevamente es expulsado por un patovica.

El hallazgo de su cadáver se produjo alrededor de las 15 de ayer en la ribera del río Arrecifes, en un sector comprendido entre las rutas provinciales 191 y 51.

La causa fue asignada a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de San Nicolás, a cargo de Franca Padulo.