Un hecho insólito sacudió a los vecinos de General Roca, en Río Negro, donde un grupo de delincuentes menores de edad destruyó a patadas la puerta de la morgue del Hospital Francisco López Lima y robó hasta los fetos que estaban en frascos con formol. Algunos fueron arrojados en el predio y recuperados, pero el resto aún no se sabe dónde está.

El robo ocurrió en la madrugada del sábado, cuando uno de los ladrones ingresó a la guardia, mientras que sus compañeros entraron al sector utilizado para el almacenamiento de los cadáveres humanos del nosocomio, de donde se llevaron fetos que se encontraban conservados en formol, como parte de las muestras patológicas.

"Los frascos fueron destruidos y desparramados por todos lados. Sin embargo, algunos no los encontramos. Avisamos a la población para que esté atenta ante cualquier hallazgo", comentó Ana Senesi, directora del centro médico.

Senesi confirmó que continúan trabajando para colocar un sistema de cámaras de seguridad en el predio para evitar que todos estos hechos sigan ocurriendo. No es la primera vez que los trabajadores del servicio médico del hospital local, sufren este tiempo de episodios violentos.

El caso ya fue denunciado y la comisaría 31° ya se encuentra trabajado para encontrar a los responsables.