El pasado miércoles 28 de agosto, Camila se subió a un interno de la línea 501 como todas las noches: quería volver a su casa luego de trabajar. Sin embargo, el chofer tenía otras intenciones: según su relato la secuestró y de no ser por sus familiares, y la valentía que tuvo para arrojarse del vehículo en movimiento, el desenlace podría haber sido otro.

Es que a pesar de estar vacío, el colectivo no habría parado en donde le correspondía, ni siquiera en el destino de la joven, quien había avisado previamente a sus familiares para que la vayan a esperar. Este lunes, ese relato se corroboró gracias a las imágenes de las cámaras de seguridad del Municipio de Esteban Echeverría que, entre otras cosas, muestran cómo la chica sube al interno 24 de la mencionada línea.

El colectivo toma la Avenida Boulevard Buenos Aires donde sube Camila en la esquina de Las Heras. Luego se ve que circula por la localidad de Monte Grande practicamente vacío. Por último, en la estación de mismo nombre que la localidad, para pero no en la parada correspondiente.

LEÉ TAMBIÉN: "Preferí tirarme por la ventana del colectivo que terminar violada"

Este relato se corresponde con el dicho por la chica quien instantes previos a llegar a su destino contó que el chofer apagó las luces del colectivo, siguió de largo, aceleró la marcha y le dijo "de acá no te bajás, flaca". Luego de arrojarse desde la ventanilla, tras que su hermano apedree el colectivo, la joven se puso a salvo y radicó la denuncia correspondiente.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos