Al menos seis trabajadores municipales de Caleta Olivia, en el norte de Santa Cruz, resultaron heridos el jueves cuando la policía reprimió una protesta en la ruta nacional 3 en reclamo del pago de salarios, informaron fuentes gremiales.

La Mesa de Unidad Sindical denunció que efectivos de la policía de Santa Cruz y de Gendarmería dispararon balas de goma y lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que se habían concentrado el jueves por la mañana en la banquina de la carretera.

Fuentes gremiales confirmaron que al menos seis personas resultaron heridas, tres de las cuales debieron ser hospitalizadas, durante la represión policial a los trabajadores municipales de Caleta Olivia que exigían el pago de los sueldos de septiembre atrasados. Las mismas fuentes precisaron que la mayoría de los heridos presentaba impactos de bala de goma y golpes, mientras que otros fueron afectados por gases lacrimógenos.

El delegado municipal Pablo Robles advirtió que la policía los dispersó cuando todavía no habían bloqueado la carretera y se realizaba una caminata por el costado de la ruta. “Ni bien nos acercamos, la Infantería nos reprimió sin saber lo que queríamos hacer, en mi caso me arrojaron al piso y además hubo balas de goma, aseguró el dirigente sindical.

Robles ratificó que la protesta fue convocada para pedir que paguen los salarios “en tiempo y forma” y apuntó a la administración de Alicia Kirchner: “Sabemos que es una decisión política del gobierno provincial no pagar siendo que tienen plata”, dijo.

En tanto, el jefe de la Unidad Regional Norte de la Policía de Santa Cruz, Omar Segovia, sostuvo que el desalojo de la ruta nacional 3 respondió a una “orden de la Justicia Federal”“Ellos ya fueron notificados como veinte veces que tienen que dejar al menos una arteria disponible”, manifestó, al justificar el accionar de la fuerza de seguridad. “Tomaron un camión de combustible de YPF, se subieron e incluso le rompieron el parabrisas al mismo, algo que es muy peligroso tanto para ellos como para los transeúntes”, agregó el jefe policial.

Hace varios días, cada mañana entre 50 y 70 trabajadores municipales cortan la ruta en el ingreso a la ciudad de Caleta Olivia, frente a efectivos de las fuerzas de seguridad apostados en el lugar, pero sin producirse incidentes.

Por su parte, la Mesa de Unidad Sindical se reunió el jueves con autoridades provinciales para insistir en el reclamo del pago a tiempo de los salarios de los trabajadores estatales santacruceños, que en los últimos meses sufren demoras considerables.