Sebastián Orion, hermano del arquero Agustín y el dirigente más importante de Midland, se entregó debido a que tenía pedido de captura por infringir la Ley del Deporte en el partido en el cual su equipo jugó ante Luján, por la Primera C.

Todo se originó luego de la victoria de Midland ante Luján, cuando un grupo de futbolistas que no habían sido convocados se agarraron a golpes con efectivos dentro del campo de juego. El club denunció a la policía y Aprevide identificó a los agresores, entre ellos, Sebastián Orión.

Midland denunció a los efectivos en la UFI 6 de Morón ya que afirmaban que reprimieron a futbolistas y dirigentes que querían ingresar al vestuario una vez culminado el encuentro.

Sin embargo, Orión, presidente de la subcomisión de fútbol del club y representante ante AFA, se entregó en la comisaría cuarta de Merlo junto a su abogado y este martes será indagado.

Según el artículo 10 de la Ley del Deporte, el hermano del arquero de Colo-Colo se expone a un castigo de “quince a treinta días de arresto y/o prohibición de concurrencia de seis a veinte fechas”

Por el hecho, ya está detenido también Fabio Quiroga, secretario de la subcomisión de fútbol de Midland, entre otros.

La causa es por “resistencia a la autoridad, lesiones e infracciones al artículo 10 de la ley 11.929 (ley del Deporte)”  y la instrucción está en manos de la UFI número 5, a cargo de Claudio Oviedo, del Departamento Judicial Morón.