Al menos seis delincuentes desvalijaron, sin ni siquiera un disparo, un transporte de caudales que salía de un local de Pago Fácil, en la esquina de las calles Valentín Gómez y Barrientos, en González Catán, partido de La Matanza. Los saqueadores  lograron escapar con una suma de alrededor de un millón y medio de pesos.

Fuentes policiales informaron que una agrupación de agresores asaltó a los custodios de un camión blindado de la empresa Brinks, que minutos antes había cargado una suma millonaria en el local que ofrece servicios de pago en la zona. Los ladrones, en un rápido operativo, se apoderaron del dinero que transportaban las víctimas y escaparon en un pequeño auto Renault Clio gris.

En tan solo segundos, y sin desperdiciar una sola bala, los asaltantes desaparecieron del lugar del hecho llevándose un monto desmesurado de dinero, que según los informantes corresponde a la recaudación del pago de servicios del fin de semana. Una vez finalizado el arqueo de la caja, se conocerá la cifra exacta robada.