La persecución a toda velocidad se dio en el barrio porteño de Pompeya y terminó cuando el patrullero colisionó contra un camión que transportaba diarios. Los dos policías de la Ciudad murieron en el acto mientras que los delincuentes escaparon.

El hecho ocurrió en la Avenida Sáenz al 1100, cuando el vehículo policial de la Comisaría Comunal N° 4 circulaba a gran velocidad persiguiendo una moto con dos malvivientes a bordo por la calle Amancio Alcorta, tras una llamada al 911.

Al llegar a la avenida Sáenz, el móvil de la comisaría de la Comuna 4 no pudo esquivar al camión y terminó colisionando contra el rodado, que a su vez volcó sobre la traza.

Luego del incidente, los policías de la Ciudad habilitaron a los vecinos para que se llevaran parte de la carga que incluía diarios, revistas, suplementos y juegos infantiles.

Así se llevaban la carga