Un partido de fútbol femenino en la ciudad de San Pedro, en Jujuy, terminó con una batalla campal dentro del campo de juego, donde jugadoras de ambos equipos se trenzaron a golpes y debieron ser separadas por los entrenadores y allegados de ambos clubes.

El lamentable episodio tuvo como protagonistas a las integrantes de los equipos Parapetí y Río Grande La Mendieta, quienes disputaban la final de la Zona A de la Copa San Pedro. Hubo patadas voladoras, piñas, tirones de pelo y dos chichas tuvieron que ser asistidas.

Una de las jugadoras de Río Grande con problemas de asma quedó tendida en el suelo mientras su familia buscaba el PAF (inhalador dosificado). Por otro lado, una jugadora de Parapetí recibió una piña en la nariz por parte de otra jugadora de La Mendieta. Ambas se encuentran en buen estado de salud.

 

Ambos conjuntos disputaban el torneo de fútbol 11 femenino, cuya primera edición fue lanzada por la Municipalidad de San Pedro, y continuaba hoy con los encuentros de semifinales y finales. Posteriormente, iba realizarse la entrega de premios pero todo quedó suspendido por la violenta pelea entre jugadoras.

El incidente quedó registrado en algunas filmaciones que se viralizaron por las redes sociales tras determinarse la suspensión del partido.

¿Qué desató la pelea?

José Cabrera, Director de Deportes de la Municipalidad de San Pedro, brindó detalles de lo ocurrido cuando Parapetí se imponía 1 a 0. En diálogo con La Primera Hora de AM630 de Jujuy explicó:  “En el último minuto del encuentro, cuando una delantera se iba mano a mano con la arquera, una defensora con el intento de sacar la pelota le comete una falta a la delantera. En ese momento, se acercan las jugadoras de ambos clubes y se dicen algo, lo verdad no sé qué fue, porque nosotros estábamos cerca del referí esperando el informe y ahí dos chicas se van a las manos”.

Luego continuó: “Logramos separar a las chicas con la ayuda de un profe de la Dirección de Deportes, ahí se agarran dos más y se volvió incontrolable. Lamentable fue el hecho”. En medio de los golpes se produjeron escenas muy tristes, según relató Cabreba. “Una jugadora era mamá y su nena entró a la cancha para decirle que no pelee y ella la corrió. Son cosas que quedaron en mí y me dejaron shockeado. No es la primera vez que organizamos torneos, lo hacemos a cinco manos, todos los fines de semana tenemos torneos y esto es la primera vez que nos pasa”, añadió.

Tras observar los videos que se difundieron en redes sociales, la municipalidad prometió tomar "sanciones muy drásticas". "No vamos a dejar pasar nada. Hay chicas, desde mi punto de vista, que van a estar sancionadas desde nuestra Liga Municipal. Esto no tiene que volver a pasar”, advirtió Cabrera.

“Nosotros hablamos con los presidentes de los dos clubes y ellos son conscientes de lo que pasó ayer en San Pedro. Esta situación no puede volver a pasar nunca más y los organizadores tenemos que ser ejemplificadores”, prometió. El director de deportes aseguró que las sanciones "tienen que ser duras" para que los jugadores sepan que "si entran a una cancha y vuelven a tener esas actitudes no pueden jugar nunca más al fútbol o sancionarlos 5 o 6 años para que sientan esa presión”.

Ver comentarios