Un hombre de nacionalidad peruana que habría utilizado un inhibidor de señal para abrir la puerta de un auto estacionado y robar las pertenencias de su interior fue linchado por vecinos que lo entregaron a la policía en la localidad bonaerense de Bernal.

Se trata de un sujeto de 44 años identificado como Mauricio Rodríguez Castaño (44), quien habría sido descubierto por personas del barrio que impidieron el robo y lo redujeron a golpes hasta la llegada de la policía.

Fuentes policiales informaron a cronica.com.ar que el detenido tenía encendido un handy de color azul entre sus pertenencias: un aparato comúnmente utilizado como inhibidor de señal por delincuentes dedicados a robar bajo esa modalidad delictiva, cada vez más recurrente.

Policía Bernal
La Policía retuvo los elementos del ladrón.

El modus operandi de los malvivientes que operan con inhibidores consiste en usar el dispositivo para inteferir la frecuencia de cierre centralizado de los autos, liberando las puertas para luego robar cualquier cosa que haya en su interior.

El hecho ocurrió este martes en la intersección de las calles Belgrano y Zapiola, donde la víctima, una psicologa de 43 años, había dejado su vehículo Volkswagen Gol de color gris estacionado en la vía pública.

 

En su denuncia radicada en la Comisaría Segunda de Quilmes, la mujer relató a los uniformados que había cerrado la puerta de su auto. Sin embargo, no se habría percatado de que un desconocido que estaba escondido en la zona habría utilizado el inhibidor de señal para anular su alarma.

Más tarde, la damnificada regresó al sitio, notó que las puertas estaban sin trabar y que el interior estaba revuelto, aunque constató que no hubo daños ni ningún elemento robado.

Los detalles del operativo que acabó con un detenido en Bernal

Casi en simultáneo, los efectivos acudían a un llamado al 911 de un vecino que daba cuenta sobre la presencia de un supuesto delincuente que era linchado por un grupo de personas en Rodríguez Peña y Pringles. Allí constataron la escena y arrestaron al acusado.

Castaño, en cuyo DNI figura su domicilio en la ciudad de Buenos Aires, fue llevado esposado hasta la dependencia policial local, donde quedó tras las rejas, imputado por el delito de “hurto en grado de tentativa”.

Gracias al aporte de filmaciones de cámaras de seguridad que registraron otros hechos similares en la zona, la UFI 6 del Departamento Judicial de Quilmes busca determinar si fueron cometidos por el mismo sujeto, debido a que cuenta con las mismas características.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios