"Me sentaría a tomar un café con Cristina Fernández de Kirchner y con cualquier dirigente de la oposición", aseguró en la noche del jueves la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, en los estudios de Crónica HD. No obstante, aclaró que "no sería ahora el momento, sino después de las elecciones", tras lo cual quiso marcar que "con Cristina podemos tener miles de diferencias, pero en las agresiones no me quiero prender. Yo no hablaría de temas de intimidad ni de ella ni de otros candidatos".

Entrevistada por la periodista Nancy Pazos, Vidal aseveró además que "vivo en la Base Aérea porque recibí muchas amenazas. Y mis tres hijos tienen custodia por las mismas razones. No les gusta vivir así pero es necesario, al menos seguiremos así hasta que termine mi período de gobernadora. También me mudé porque yo vivía en una casa muy expuesta, desde afuera se veía la cocina y tenia un baldío atrás".

En cuanto a su actividad de gestión y política, la gobernadora reveló que "mantengo pocos grupos de WhatsApp, porque soy muy distraída y despistada. En concreto son dos: uno de emergencia en la provincia, en el que están algunos de los ministros, y otro para la campaña que armamos hace poco con Marcos Peña y Horacio Rodríguez Larreta".

Al recordársele una declaración previa a ser gobernadora, cuando dijo que los docentes ya en ese momento debían ganar 40.000 pesos mensuales, sostuvo que "una cosa es lo que creo que los docentes deberían ganar y otra lo que les puedo pagar. Yo quisiera que ganen más, lo mismo que el médico y que el policía".

"En particular siento que a los docentes el año pasado no los pusimos en un buen lugar, no sólo por lo salarial sino por haber estado en conflicto durante un año. Ocurrió que cuando hicimos la propuesta, era baja para la expectativa docente y encima nos agarró la crisis de mayo. No sabíamos cómo venía la evolución del dólar y cómo venía la recaudación. Lo que terminé cerrando fue casi a fin de año y ya en un contexto distinto", explicó. Luego recordó que "en diciembre de 2015, cuando asumí y vi que no había plata ni para pagar los sueldos, me prometí que iba a pactar sólo lo que podría cumplir. La provincia tiene 600.000 empleados, y yo ese año del 10 al 15 de diciembre no dormí, porque se venían las fiestas y no sabía si podía pagar".

Respecto de cómo maneja el tema del poder, afrmó que "trato de no perder el contacto con la gente, y el poder me gusta como instrumento para transformar y para hacer, pero no por el hecho de tenerlo".

Preguntada sobre por qué busca otro mandato en Buenos Aires, expresó que "la provincia es mi lugar. Tengo en mis espaldas a 17 millones de personas. Hace 18 años me fui a vivir a La Matanza, a una calle de tierra. Teníamos a mi primera hija, chiquita. Después nos mudamos a Castelar".

"Me cansé de escuchar que la provincia es imposible, inviable. Y antes de que yo llegara la gobernaron machos durante más o menos 30 años. Pero ahora no hay más barones del conurbano, porque los intendentes sólo pueden estar dos mandatos consecutivos, como el gobernador", argumentó.

Respecto de sus rivales directos en esta elección y la anterior, afirmó que "Axel Kicillof y Aníbal Fernández pueden no ser lo mismo, pero están en la misma lista y forman parte de un conjunto de personas que gobernó la provincia por 28 años". Y ante la mención de la caída de las acusaciones de narcotraficante que se instalaron sobre Aníbal previo a la elección de 2015, explicó que "si a Fernández lo ensuciaron o acusaron falsamente, no fui yo. Eso no surgió de mí ni de Cambiemos".

En cuanto al panorama nacional para el oficialismo, consideró que "siempre es bueno ampliar las coaliciones, en cada elección desde el PRO y luego Cambiemos se ha realizado, en este año se dio con dirigentes como Miguel Pichetto, Martín Lousteau y María Luján Rey".

Por último, aseguró que el presidente Mauricio Macri "no es un salvavidas de plomo" para sus chances electorales. "Si yo pude dar las peleas contra las mafias y las corrupción, fue por el respaldo que me dio él desde Nación. Las obras se hicieron por la recuperación del fondo del conurbano y por deuda que pudimos tomar por la confianza que en el mundo inspiraba este Presidente", concluyó.

Ver más productos

La Iglesia recuerda al beato Álvaro de Zamora

La Iglesia recuerda al beato Álvaro de Zamora

La Vengadora, de Florencia Canale, su último libro.

"Me veo tomada por las historias que escribo"

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

Ver más productos